¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Arte italiano de entreguerras, en Madrid

Giorgio de Chirico, Carlo Carrà o Felice Casorati son algunos de los artistas de 'Retorno a la belleza' en la Fundación Mapfre

Óleo 'Piazza d’Italia (Souvenir d’Italie)' de Giorgio de Chirico, 1924. /

La revolución bolchevique había triunfado, ascendían los movimientos obreros y, acción-reacción, también el fascismo; los felices años 20 se rompían con el crack del 29, y dejaban una profunda crisis económica. Este fue el caldo de cultivo que desembocó en la Segunda Guerra Mundial y también en un arte de entreguerras, que fue especialmente potente en Italia. Ahora, la Fundación Mapfre lo recupera.

"En este momento convulso muchos artistas necesitan una vuelta al orden, a la belleza, lo que les lleva a crear un refugio en el pasado ", señala Pablo Jiménez es el Director de Cultura. "Estamos ante algo más que una exposición de arte italiano, es una de las páginas más bellas del arte occidental, un arte donde cabían todas las peculiaridades de cada región italiana", añade Jiménez.

Articulada en siete secciones que analizan este retorno a la belleza, la exposición reúne más de un centenar de obras representativas de los autores clave de la pintura metafísica (Giorgio de Chirico y su hermano, Alberto Savinio, Carlo Carrà, Filippo de Pisis o Giorgio Morandi), del grupo Novecento (Mario Sironi, Leonardo Dudreville o Achille Funi) y de aquellos que encajan en el llamado "realismo mágico" (Felice Casorati, Antonio Donghi, Ubaldo Oppi o Cagnaccio di San Pietro).

Óleo 'Varallo vecchio' de Carlo Carrà, 1924. / Národní Galerie, Praga.

Retorno a la belleza reivindica un arte hasta ahora estigmatizado por su supuesta relación con el fascismo de Mussolini: "Muchos de estos artistas están frustrados con la política oficia; su sentido de belleza, de orden, su riqueza plástica y pictórica crece a pesar y no gracias al clima político", recalca Daniela Ferrari, conservadora del Mart, Museo di Arte de Modena e Contemporanea de Trento Rovereto y comisaria de esta exposición. Sin embargo, es un secreto a voces que la líder del Novecento, la críticaa de arte Margherita Sarfatti, fue amante de Musolini.

Sarfatti se refería a este arte de entreguerras como "nuevo clasicismo": "Era 'avanzar sin olvidar a los maestros del pasado', maestros como Giotto, Piero della Francesca, del Renacimiento como Lotto o Belini", explica Beatrice Avanzi, conservadora del Museé d'Orsay y comisaria de la exposición.

Óleo 'Ritratto di Renato Gualino' de Felice Casorati, 1923. / Istituto Matteucci, Viareggio

Esta exposición reúne a 28 artistas en una"vuelta al oficio" donde los objetos cotidianos y clásicos se mezclan, los retratos y paisajes son protagonistas y los desnudos vuelven a hacer del hombre el centro de sus trabajos.

Retorno a la belleza. Obras maestras del arte italiano de entreguerras ha sido organizada en colaboración con el Mart, Museo di Arte Moderna e Contemporanea di Trento e Rovereto, y cuenta con préstamos de colecciones particulares e instituciones internacionales como la Pinacoteca di Brera, el Museo del Novecento de Milán, el Musée d'Art Moderne de la Ville de París o la National Gallery de Praga y el Museo Morandi. Ocupará la sala de exposiciones de la Fundación Mapfre hasta el próximo 4 de junio.

Cargando