¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Pillan al jefe de Uber discutiendo con uno de sus conductores por las bajas tarifas

El conductor culpa al director ejecutivo de la compañía de la pérdida de 97.000 dólares

El director ejecutivo de Uber, Travis Kalanick, ha protagonizado una acalorada discusión con uno de los conductores de su red de transporte privado después de que éste le mostrara su descontento por los constantes cambios en las políticas de la empresa y las cada vez más bajas tarifas a las que se ven expuestos los conductores del servicio.

Por norma general, Kalanick suele desplazarse a bordo de coches negros de Uber, los modelos más exclusivos de la red de transporte privado. En esta ocasión, el CEO de la compañía fue captado acompañado por dos mujeres en uno de estos vehículos. Al bajarse las mujeres, el conductor aprovechó para demostrar su descontento, lo que derivó en una discusión que fue grabada por una cámara a bordo del vehículo y publicada posteriormente por Bloomberg.

Los cambios en las políticas de la compañía, la causa de la discusión

El conductor Fawzi Kamel le explicó al director ejecutivo de la compañía que los conductores ganan cada vez menos dinero debido a la reducción de tarifas y los cambios en las políticas internas de la compañía. Según Kamel, lo que comenzó pagándose a un precio de 20 dólares la milla, ahora tan solo se paga a tres dólares la milla.

Al mismo tiempo, el conductor le recriminó a Kalanick que sus decisiones le habían llevado a la bancarrota y que había perdido más de 97.000 dólares por culpa de sus cambios. También aseguró que "ya nadie confía en él" y que, de seguir así, no llegará muy lejos.

Kalanick le pidió que deje de culpar a los demás de sus problemas

Visiblemente afectado por las acusaciones del conductor, Kalanick aseguró que decidió reducir las tarifas para poder competir contra la competencia. Al mismo tiempo, le recordó que Uber comenzó como un proyecto dirigido a un mercado bastante exclusivo y que, con el objetivo de llegar a un nuevo público objetivo, la empresa decidió bajar las tarifas.

Finalmente, tras ser culpado por el conductor de haber sido el causante de su fracaso, el director ejecutivo aseguró que "a muchas personas no les gusta tomar responsabilidad de su propia mierda y problemas" y que "prefieren culpar a alguien más".

Tras finalizar la frase, Kalanick se despidió con un "¡Buena suerte!" y salió del vehículo visiblemente enfadado. No obstante, este incidente le sirvió para comprobar lo que piensan la mayoría de conductores afiliados a Uber, quienes cada vez muestran más disconformidad sobre el servicio de transporte privado.

Cargando