¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Liga Santander

El Real Madrid revive pero pierde el liderato

Un doblete de Cristiano Ronaldo en los últimos minutos hace el empate en un partido que el Real Madrid tenía perdido

Los jugadores del Real Madrid tras el tercer gol de la UD Las Palmas. / ()

Partido vibrante en el Santiago Bernabéu. Las Palmas tuvo la victoria al alcance de la mano pero la esperanza blanca conseguía empatar en los últimos minutos gracias al doblete de Cristiano Ronaldo. El partido quedaba marcado por la expulsión de Gareth Bale al comienzo de la segunda parte. Pese a esta remontada, el Madrid pierde el liderato ante el Barcelona, eso sí, con un partido más.

FICHA TÉCNICA

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Isco (Lucas Vázquez, m.65), Kovacic (James, m.71); Bale, Cristiano Ronaldo y Morata (Benzema, m.71).

3 - UD Las Palmas: Javi Varas; David Simón, Lemos, Bigas (Aythami, m.27), Dani Castellano; Roque Mesa; Tana, Vicente Gómez, Jonathan Viera (Halilovic, m.75), Jesé; y Prince Boateng (Mateo, m.68).

Goles: 1-0, m.8: Isco. 1-1, m.10: Tana. 1-2, m.56: Viera de penalti. 1-3, m.60: Boateng. 2-3, m.87: Cristiano Ronaldo de penalti. 3-3, m.89: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Fernández Borbalán (colegio andaluz). Amonestó a Ramos (55) y Morata (71) por el Real Madrid; y a David Simón (44), Boateng (53) y Halilovic (90) por Las Palmas. Expulsó a Bale en el minuto 47.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 25a jornada de la Liga disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 63.789 espectadores.

El Real Madrid saltaba al terreno de juego con la misma inercia con la que terminaba el domingo en el Estadio de la Cerámica. Morata, a quien Zidane daba la titularidad por Benzema, salía enchufado y avisaba con un gol bien anulado por fuera de juego. El centro provenía desde la banda derecha donde Gareth Bale se lucía con su velocidad, característica que se postulaba como la principal baza de los blancos en los primeros instantes del encuentro.

Si el primer disparo era invalido, el segundo acababa en el fondo de las mallas. Kovacic emulaba a su compatriota Modric y encontraba un hueco para un solitario Isco que definía con calidad ante Javi Varas. Con tan solo ocho minutos sobre el césped del Santiago Bernabéu, Isco, Morata y Kovacic, hombres habituales en el banquillo, aprovechaban la oportunidad que el técnico merengue les brindaba.

Sin embargo, un minuto después y casi sin tiempo para celebrar, Las Palmas reaccionaba. Tana inventaba un golazo que se colaba en la portería de Keylor Navas que acaballaba la euforia inicial de los blancos. El centrocampista canario recibía de espaldas fuera del área y se deshacía de Sergio Ramos con un recorte para posteriormente fusilar al guardameta desde la esquina del área. El movimiento de Tana, digno de foto, dejaba vendido al capitán blanco con un cambio de dirección.

Intercambio de golpes

Con el empate en el marcador, el Real Madrid iniciaba un vendaval de diez minutos sobre el campo rival. Bale se convirtió en un puñal por la derecha y disponía de dos ocasiones para volver a desestabilizar el resultado. La oportunidad más clara fue tras un centro de Carvajal y un posterior cabezazo del galés. Jugada calcada al tanto que inició la remontada ante el Villarreal pero que esta vez se escapaba por el lateral de la portería.

Cristiano Ronaldo se lamenta de una ocasión. / Gonzalo Arroyo Moreno (Getty Images)

Las Palmas accedía a ese intercambio de golpes. Si en el bando local, varios jugadores buscaban perfeccionar su actuación en busca de la titularidad, en los visitantes Jesé se disponía a demostrar lo que pudo ser y no fue en la casa blanca. El delantero, ex del Real Madrid y PSG, cerca estuvo de anotar en su vuelta al Bernabéu pero su zurdazo se marchó por encima del palo largo. La ambición del ‘10’ amarillo le permitía robar un balón en campo rival y asistir a Boateng que, ante la salida de Keylor, remataba muy desviado.

Los visitantes plantaban cara a un Real Madrid que sentía la presión del Barcelona ya que, de no ganar, sería líder de la Liga con un partido más que los madrileños. Pero todo no iba a ser buenas noticias para los de Gran Canaria ya que Pedro Bigas tenía que retirarse en camilla por lo que le sustituía Aythami. A pesar de acabar la primera parte con dos ocasiones falladas por Cristiano, la cara de los jugadores madridistas indicaban que lo que no estaban contentos con lo que estaba sucediendo sobre el césped.

Un Madrid, desaparecido

Si Bale fue el referente blanco en la primera parte, tras el descanso empañaba su actuación con una expulsión. El galés perdía los papeles ante Jonathan Viera y veía primero una cartulina y al instante la segunda que le dejaba fuera del partido. Algo inédito en Bale, que tras zancadillear en dos ocasiones al canario, remataba con un empujón por si Fernández Borbalán llegaba a tener dudas.

El Madrid se diluía tras la expulsión, y esa desaparición se acentuaba con un penalti tras manos de Sergio Ramos. El central paraba, como si de un guardameta se tratase, un disparo dirigido a la portería. Jonathan Viera transformaba la pena máxima que casi sacaba Keylor Navas con el pie.

Los de Zidane, noqueados atrás, veían como Las Palmas llegaba como un cuentagotas a sus dominios. Primero Jesé hacía trabajar al portero costarricense y acto seguido Boateng metía la puntilla a un cuarto de hora negro para el Madrid. El ghanés controlaba un balón largo sobre la espalda de Marcelo que le dejaba solo ante el guardameta, a quien superaba con un simple toque, para subir el tercer tanto al marcador.

En busca del empate

El Madrid buscaba con ahínco el gol que recortase distancias pero eso le penalizaba con los contraataques de Las Palmas. Ramos estampaba un cabezazo al larguero y posteriormente Morata veía anulado un tanto. Mientras tanto, en el otro bando, Jesé se hinchaba a crear ataques que siempre evitaba Keylor Navas.

Una mano dentro del área de Dani Castellano permitía a Cristiano Ronaldo recortar de penalti el resultado pero si algo tiene el Real Madrid es fe. Tras un córner, el portugués cabeceaba a la red el empate.

Una vez más, el Real Madrid remontaba un resultado adverso en los últimos instantes. Sin embargo, esta lucha final no le sirvió para mantener el primer puesto de la Liga que pasa a ser del Barcelona que ganó ante el Sporting.

Cargando