¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Alonso vuelve a empezar de cero

Las cuatro sesiones de entrenamiento de pretemporada vuelven a poner de manifiesto los problemas de siempre: poca fiabilidad de la unidad de potencia y tiempos poco competitivos en los primeros compases del año

Fernando Alonso, en los primeros test de pretemporada de Montmeló. / ()

Fernando Alonso está obligado a repetir el mismo reto que ha tenido que afrontar cada uno de los dos años que ha estado al volante de un McLaren-Honda. Por tercera vez consecutiva, el bicampeón del mundo tiene entre las manos un monoplaza cuya fiabilidad queda en entredicho después de los primeros test y que ha registrado unos tiempos más que modestos comparados con la competencia.

Mirando la tabla de tiempos que resume los cuatro días de trabajo, McLaren solo es mejor que Toro Rosso. Salvo los dos pilotos de este equipo -Daniil Kvyat y Carlos Sainz- y el tercer piloto de Force India Alfonso Celis, Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne han sido superados por todos y cada uno de sus compañeros de la parrilla.

Estos días en Montmeló han vuelto a poner al mando a Mercedes. Valterri Bottas ha sido el más rápido -su mejor vuelta es 0,24 décimas mejor que la de Vettel (Ferrari)- y el que más ha rodado. En total, el hombre que ha ocupado el asiendo del campeón Nico Rosberg ha dado un total de 324 vueltas, una cifra que supera a las de los dos McLaren juntos. Vandoorne dio 107 y Alonso, 101.

El español ha sido el quinto pilotos con menos vueltas completadas a Montmeló. La culpa la ha vuelto a tener el motor Honda, cuyos problemas hicieron que Alonso no pudiera rodar en la mañana del lunes y que Vandoorne se parara a las primeras de cambio el martes.

"La verdad es que es comprensible [pensar de modo pesimista]. Es jugoso que, después de los dos años que hemos tenido con dificultades, lleguemos al tercer año y que en la primera vuelta tengamos que cambiar la unidad de potencia... Es muy fácil el titular y muy fácil pensar", decía Fernando Alonso el lunes.

En las palabras de Fernando Alonso pesaban los difíciles comienzos de cada temporada, especialmente la primera. Porque en 2005, en Jerez, el español solo pudo dar seis vueltas el primer día. No lo mejoró Jenson Button, que hizo otras seis el segundo.

En cuanto a los tiempos, los mejores del McLaren están lejos de los de Mercedes. Concretamente, Vandoorne ha terminado a 2,87 segundos de Bottas y Alonso, a 2,89. Quizá el margen no es demasiado amplio con respecto a la escudería que domina con mano de hierro la Fórmula 1. El problema es que todos los pilotos, salvo Kvyat, Sainz y Celis, han sido más rápido.

Es decir, salvo una mejora considerable, Alonso tendrá que salir de la parrilla muy atrás en el Gran Premio de Australia del próximo 26 de marzo, primera carrera del Mundial 2016. Y eso será un paso atrás, puesto que el español salió el año pasado en esa prueba, en la que sufrió un aparatoso accidente, desde la duodécima posición.

Los próximos entrenamientos de pretemporada, también en Barcelona entre el 7 y el 10 de marzo, darán pistas sobre la evolución de este proyecto al que tanto le cuesta arrancar.

Cargando