¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Dónde está el Parque Nacional de Komodo?

El ecoturismo es una de las estrategias del Parque Nacional de Komodo para atraer visitantes internacionales

Vista del Parque Nacional de Komodo, en Indonesia. / ()

El Parque Nacional de Komodo se encuentra en Indonesia, dentro de las islas menores de Sunda. Incluye las tres islas más grandes de Komodo, Padar y Rinca, y 26 más pequeñas. Tiene una superficie total de 1.733 km2.

Fue fundado en 1980 para proteger al dragón de Komodo, el lagarto más grande del mundo. Más tarde se dedicó a proteger otras especies, algunas marinas. En 1991 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Con motivo de su 37 aniversario, Google lo recuerda hoy con un doodle que incluye un pequeño cuestionario para comprobar tus conocimientos sobre el lugar.

La mayoría de los habitantes del Parque Nacional de Komodo y alrededores son pescadores originarios de Bima (Sumbawa), Manggarai, Flores del sur, y Sulawesi del sur.

Cultura milenaria en el Parque Nacional de Komodo. / YouTube

Los descendientes de los originarios de Komodo, los Ata Modo, aún viven allí, pero no quedan personas de sangre pura, y su cultura y lenguaje se están integrando lentamente con los migrantes recientes.

Poco se sabe de la historia temprana de los isleños de Komodo. Eran súbditos del sultanato de Bima, aunque el alejamiento de la isla de Bima significaba que recibían poca atención de parte del sultanato, aparte de la demanda ocasional de tributo.

El Parque Nacional de Komodo se compone de una sección costera del oeste de Flores, las tres islas más grandes de Komodo, Padar y Rinca, 26 islas más pequeñas y las aguas circundantes de los Strape Sape. Las islas del parque nacional son de origen volcánico. El terreno es generalmente accidentado, caracterizado por las colinas redondeadas, con altitudes de hasta 735 m. El clima es uno de los más secos de Indonesia, con precipitaciones anuales entre 800 mm y 1000 mm. Las temperaturas medias diarias en la estación seca de mayo a octubre son alrededor 40 ° C.

El clima caliente y seco del parque lo convierte en un buen hábitat para el dragón endémico de Komodo (Varanus komodoensis). Sus poblaciones están restringidas a las islas de Komodo (1.700), Rinca (1.300), Gili Motang (100), Gili Dasami (100), y Flores (2.000), mientras que se extinguió en Padar.

Los bosques frondosos y brumosos del Parque Nacional de Komodo aparecen solamente en unas pocas áreas sobre los 500 metros pero proporcionan un hábitat perfecto a la flora endémica diversa. La vegetación costera incluye manglares, que generalmente aparecen en las bahías protegidas de las tres islas más grandes

Las franjas de coral son extensas y están mejor desarrolladas en la costa noreste de Komodo. El parque es rico en vida marina, incluyendo tiburones ballena, rayas, caballitos de mar, esponjas y coral.

Las variedades de cetáceos que habitan en las aguas del Parque Nacional de Komodo incluyen delfines e incluso ballenas azulesLas ballenas de Omura, unos de los rorcuales menos conocidos, también se han avistado.

La fauna terrestre es de diversidad bastante pobre en comparación con la fauna marina. El número de especies de animales terrestres que se encuentran en el parque no es alto, pero el área es importante desde una perspectiva de conservación ya que algunas especies son endémicas. Muchos de los mamíferos son de origen asiático, incluyendo el ciervo de Timor, el jabalí, el búfalo de agua y el cangrejo. Varios de los reptiles y las aves del Parque Nacional de Komodo son de origen australiano

El más famoso de los reptiles del Parque Nacional de Komodo es el dragón de Komodo (Varanus komodoensis). Es el lagarto más grande del mundo y está entre los reptiles más grandes del mundo y puede alcanzar 3 m o más en longitud y pesa sobre 70 kilogramos.

Parque Nacional de Komodo: Tierra de Dragones. / YouTube

Los científicos occidentales estudiaron por primera vez los dragones de Komodo en 1910. Su excepcional tamaño y su reputación de animal temible los convierte en uno de los animales más populares de los zoológicos. En estado salvaje son una especie amenazada; su ámbito de distribución se ha reducido debido a las actividades humanas y están catalogados como vulnerables en la Lista Roja de la UICN. Están protegidos por la ley indonesia.

Las primeras historias de dragones en la región que ahora ocupa el Parque Nacional de Komodo circularon atrajeron considerable atención. Pero nadie visitó la isla para comprobarlas hasta que el interés oficial se desencadenó a principios de 1910 por las historias de marineros holandeses acerca de una criatura misteriosa. Supuestamente, era un dragón que habitaba una pequeña isla.

Los holandeses informaron de que la criatura medía hasta siete metros de longitud. Al enterarse de los informes, el teniente Steyn van Hensbroek, funcionario de la administración colonial holandesa en Flores, planeó un viaje a la isla de Komodo. Se armó y, acompañado por un equipo de soldados, aterrizó en la isla. Después de unos días, Hensbroek logró matar a uno de los lagartos.

Van Hensbroek llevó al dragón al cuartel, donde se tomaron las medidas. Tenía aproximadamente 2,1 metros (6,9 pies) de largo, con una forma muy similar a la de un lagarto. Otras muestras fueron fotografiadas por Peter A. Ouwens, director del Museo Zoológico y Jardín Botánico de Bogor, en Java. El lugar está cerca del territorio que hoy ocupa el Parque Nacional de Komodo. Los expedientes de Ouwens son la primera documentación fidedigna de los detalles sobre lo que ahora se llama dragón de Komodo.

Ouwens estaba interesado en obtener muestras adicionales. Reclutó a cazadores que mataron a dos dragones de más de tres metros y capturaron a dos cachorros de menos de un metro cada uno. Ouwens llevó a cabo estudios sobre las muestras y concluyó que el dragón de Komodo no era un lanzallamas, sino un tipo de lagarto. Los resultados de la investigación fueron publicados en 1912. Ouwens nombró el lagarto gigante Varanus komodoensis. Dándose cuenta de la importancia de los dragones en la isla de Komodo como una especie en peligro de extinción, el gobierno holandés emitió un reglamento sobre la protección de los lagartos en la isla de Komodo en 1915.

El dragón de Komodo se convirtió en algo de una leyenda viva. En las décadas desde que el Komodo fue descubierto, las varias expediciones científicas de una gama de países han llevado a cabo la investigación de campo en los dragones en la isla de Komodo.

Doce especies de serpientes terrestres se pueden encontrar en la isla. Las serpientes incluyen la cobra escupidora de Javan (Naja sputatrix), la víbora de Russel (Daboia russelii), la víbora de hoyo de labios blancos (Trimeresurus albolabris), el lagarto azul (Laticauda laticaudata) y la pitón de Timor (Python timoriensis).

El buceo es muy popular debido a la alta biodiversidad marina del Parque Nacional de Komodo. El desarrollo del ecoturismo, en gran parte basado en el medio marino, es la principal estrategia para hacer que el parque se autofinancie y genere ingresos suficientes a través de entradas y licencias de turismo para cubrir los costos operacionales y gerenciales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?