Competencia multa con 75 millones a Renfe y la alemana Deutsche Bahn

  • El operador considera "desproporcionada" la sanción y recurrirá ante la Audiencia Nacional
  • La empresa pública reducirá la plantilla de su filial de mercancías en 400 personas
Un tren de Renfe estacionado en la estación / ARCHIVO

La Comisión Nacional de los mercados y la competencia impone multas por un importe total superior a los 75 millones de euros a Renfe y otras empresas ferroviarias de su grupo y del grupo alemán Deutsche Bahn por prácticas anticompetitivas en el transporte ferroviario de mercancías.

La dirección de competencia de la CNMC ha adoptado una resolución -a la que ha tenido acceso la Cadena Ser- que considera probado que Renfe y Transfesa -controlada por la alemana Deutsche Bahn y participada por Renfe- y otras empresas vinculadas a éstas, infringieron la ley de defensa de la competencia por las condiciones comerciales ofrecidas por Renfe a las empresas del grupo Deutsche Bahn para el alquiler de locomotoras. Estas empresas controlan, en conjunto, en torno al 80% del tráfico ferroviario de mercancías en España. La Comisión considera que los acuerdos suscritos en 2008 constituyen prácticas restrictivas de la competencia, en perjuicio de las demás empresas del sector.

Por todo ello la CNMC impone multas por un total de 65 millones de euros -65.091.000- a Renfe Operadora y su filial de mercancías, y otros 10 millones y medio de euros -10.513.000- a ocho empresas controladas por Deutsche Bahn.

En la resolución se incluye un voto particular, que, además de otras discrepancias, sostiene que el expediente se ha cerrado fuera del plazo máximo establecido.

Multa "desproporcionada"

El presidente de Renfe, Juan Alfaro, considera "desproporcionada" la sanción. Su cuantía -ha destacado en rueda informativa- supera el 25% de la facturación global del tráfico ferroviario de mercancías en España en 2016. Será uno de los argumentos centrales en el recurso que presentará la compañía ante la Audiencia Nacional.

Otro será que "las conductas supuestamente contrarias a la competencia hace tiempo que fueron resueltas por Renfe", explicando que durante la fase de instrucción del expediente Renfe y las empresas del grupo Deutsche Bahn sancionadas ya pusieron fin a los acuerdos que la CNMC consideraba restrictivos de la competencia.

El importe de la sanción -aunque se solicitará no realizar el ingreso a la espera de que se resuelva el recurso- se cargará como provisión a las cuentas de 2016. Empeorará aún más las cuentas de la filial Renfe Mercancías, que -ha explicado Alfaro- ha cerrado 2016 con ingresos de 215 millones de euros, un EBITDA negativo de 8 millones de euros, que asciende a 33 millones si se computan también las amortizaciones.

400 empleados menos

Esta situación ha llevado a la compañía a diseñar un plan estratégico 2017-19 que reducirá su tamaño, con desinversiones, venta de activos y una reducción de plantilla -pactada con los sindicatos- de unos 400 trabajadores, que la hará pasar de 1.374 a cierre de 2016 a sólo 950 al final del proceso. En enero se planteaba un recorte de plantilla por debajo de los 150 empleos.