¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Graban por primera vez al zifio de True, el cetáceo de las profundidades marítimas

Estos cetáceos se sumergen para cazar a profundidades hasta 3.000 metros

Un grupo de investigadores, encabezados por la investigadora canaria Natacha Aguilar, ha publicado un trabajo en la revista PeerJ en el que han revelado nuevos detalles sobre el zifio de True, un cetáceo que pertenece a la familia Ziphiidae.

Pese a que se conocen hasta un total de 22 especies de zifios, tan solo hay información sobre cinco de ellas. Se desconocen las principales características sobre las 17 especies restantes (entre ellas el zifio de True) puesto que estos cetáceos salen a superficie para respirar en contadas ocasiones y se sumergen a profundidades de hasta 3.000 metros durante periodos de hasta dos horas para cazar.

Pueden pasar el 92 por ciento de su tiempo bajo el agua

El zifio de True fue descrito por primera vez en 1913 por el conservador del antiguo Museo Nacional de Estados Unidos Frederick W. True, quien examinó a una hembra adulta que había quedado varada en la Bahía de Beaufort, en Carolina del Norte. No obstante, a partir de entonces este cetáceo ha sido visto en contadas ocasiones.

Todo ello debido a que esta especie puede pasar hasta un 92 por ciento de su tiempo bajo el agua y son capaces de aguantar hasta dos horas a unos tres kilómetros de profundidad. Además, dado que no salta como los delfines, es una especie difícil de avistar. Ahora, el equipo de investigadores ha dado a conocer el primer vídeo submarino en el que aparecen tres ejemplares de zifio de True y una imagen en el que aparece una cría de corta edad.

Los zifios de True se acercaron a la embarcación

En declaraciones a PeerJ, la investigadora canaria explica que los zifios se acercaron al bote, una acción poco habitual en esta especie: "Imaginad la escena, un pequeño bote hinchable detenido en aguas tranquilas y profundas cerca de la costa de Azores. De pronto, cuatro ballenas picudas de True aparecen de la nada y nadan lentamente alrededor del barco, con golpes profundos, permitiendo que las filmemos desde el barco con una pequeña cámara submarina".

"Estos cetáceos son tan desconocidos y se las ve tan poco, que nadie a bordo reconoció qué especies estaban viendo a solo cinco metros del barco. Los estudiantes fueron testigos por casualidad de lo que muchos investigadores, que han dedicado su vida al estudio de las ballenas, nunca han visto: un grupo de zifios de True. Nunca se sabe lo que la próxima ola puede esconder cuando miras al mar", ha explicado. Por lo tanto, los estudiantes fueron testigos de un suceso único y especial que pasará a la historia como la primera grabación del zafio de True y la primera imagen de una cría de esta especie.

Cargando