¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Montar muebles de Ikea será más sencillo que nunca gracias a su nuevo sistema

La compañía sueca pone en producción un sistema que comenzó a probar en muebles desde 2014

El proceso de montaje de un mueble de Ikea puede llegar a ser frustrante y agotador. Tras adquirir el mueble que te ha encandilado en el expositor y abrir la caja que contiene las piezas con la que podrás emular lo que viste en la tienda de la multinacional, te encontrarás un gran número de tornillos, clavos y llaves específicas desordenadas en una misma bolsa de plástico para que te las arregles y montes el mueble en tu vivienda.

Estas cajas cuentan con un manual, específico para cada mueble, en el que un dibujo te demuestra lo sencillo que es montar uno de estos muebles pese a que en realidad sea más complicado de lo que parece. Ahora Ikea quiere revertir la situación con un nuevo sistema de montaje mucho más rápido y sencillo que facilite el montaje de sus muebles al público en general.

Ikea apuesta por la cuña de espiga

Ikea está dispuesta a cambiar su clásico sistema de montaje y ha comenzado a producir muebles que se montan a través de la cuña de espiga. Gracias a este nuevo sistema, los usuarios serán capaces de montar sus muebles sin la necesidad de unir las piezas mediante clavos o tornillos, tal y como explica Quarz.

El jefe de suministro y ventas de IKEA,Jesper Brodin, ha asegurado que ya ha comenzado la fase de implantación de este nuevo sistema en algunos de sus productos: "Ahora estamos en fase de implentación del servicio para que los usuarios puedan montar muebles con un solo 'clic'". Gracias a este sistema, las piezas encajan la una en la otra, como si de un puzzle se tratara. La técnica de la cuña de espiga se emplearía en muebles de madera grandes y ya ha comenzado a utilizarse en algunas mesas de la línea Lisabö.

Un sistema que reduce el tiempo de montaje un 80 por ciento

Brodin asegura que gracias a este nuevo sistema fue capaz de montar uno de los muebles de Ikea que normalmente requieren 24 minutos en tan solo tres. El sistema de cuña de espiga es capaz de reducir el tiempo de montaje hasta un 80 por ciento en el caso de las mesas Lisabö.

Además, el uso de este nuevo método también permite a los consumidores desmontar y volver a montar sus muebles varias veces sin que se dañe su estructura original. Por lo tanto, se trata de un nuevo sistema que, además de agilizar el proceso de montaje, ayuda a preservar la estructura original del mueble.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?