¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un cura gallego pide perdón por disfrazarse del dueño de Playboy en carnaval

El disfraz del párroco disgustó a vicario episcopal

El cura disfrazado de Hugh Hefner junto a dos "conejitas". /

Tras levantar una gran polémica e incluso disgustar al vicario episcopal de la región, el párroco de la Iglesia de Cuntis (Pontevedra) Juan Carlos Martínez ha tenido que pedir perdón después de disfrazarse del dueño de la mansión Playboy Hugh Hefner durante los carnavales de la localidad.

Pese a que los vecinos del municipio lo apoyan, el cura ha reconocido que su actuación fue "desafortunada", tal y como recoge La voz de Galicia. Martínez apareció sobre una cama disfrazado de Hefner junto a dos hombres disfrazados de las características 'conejitas' de la revista.

Se reunirá con el arzobispo de Santiago

Con el objetivo de enmendar su error, Martínez ha decidido pedir perdón desde su púlpito en cada misa que ha oficiado desde que se disfrazó del dueño de la mansión Playboy.

El cura también ha mostrado su arrepentimiento frente ante el vicario episcopal, quien no apoyó el disfraz del párroco, y ha asegurado que se reunirá próximamente con el arzobispo de Santiago para pedirle perdón: "Quiero pedirle perdón a quien se haya podido sentir ofendido por mi culpa".

El vicario Calixto Covo ha reconocido a La voz de Galicia que no abroncó al párroco, aunque confiesa que su gesto le disgustó: "No le abronqué, yo no abronco a nadie, pero sí le hice ver que para mí era un asunto que tenía relevancia y que me disgustaba, al igual que le disgustaba al arzobispo, al que yo mismo informé de esto". Al mismo tiempo, también ha asegurado que "es bonito que la gente quiera a su párroco" y que no habrá consecuencias para el cura.

El pueblo está con su cura

Mientras tanto, el pueblo, tanto creyentes como ateos, apoya al cura por su decisión de disfrazarse de Hefner. Los habitantes de Curtis destacan el buen hacer al frente de la parroquia de la localidad. Mientras que unos recuerdan su labor a la hora de montar Cáritas, otros rememoran su lucha para unificar las parroquias de la localidad para que todos los creyentes puedan ir a la misa al casco urbano.

Hay quienes le consideran un dinamizador de la hostelería local. Según declaraciones de varios establecimientos, cada vez son más las personas que van a misa y que se toman un vermú en Cuntis. Por lo tanto, el párroco de Curtis cuenta con el apoyo de toda su localidad.

Cargando