¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Patxi López huye del centro político y de la alianza con Podemos

El documento político del ex lehendakari se empeña en marcar la diferencia con Pedro Sánchez ("ni salvadores ni cesarismos" y con Susana Díaz, a quien quiere empujar a la derecha al defender un proyecto "nítidamente de izquierdas"

El vasco presenta en Getafe su programa de 100 propuestas para liderar el partido. / ATLAS

El equipo de Patxi López participa en los trabajos de la ponencia del 39º Congreso del PSOE que coordina Eduardo Madina, pero ha elaborado un documento propio que, bajo el lema Con Patxi ganamos tod@s, desarrolla "más de cien razones para unir al PSOE". La unidad es el principal argumento con el que el ex lehendakari quiere conquistar a la militancia del PSOE y es el objetivo que recorre de forma transversal las 60 páginas del texto, de ahí que López se presente, sin expresarlo de este modo, como una tercera vía: evita la disyuntiva entre la democracia directa o la representativa o entre "mirar más al centro o a la izquierda". Según explica el documento, López aspira a un PSOE "radicalmente diferenciado de la derecha" y que tampoco forme parte de un "sumatorio confuso de minorías más o menos progresistas". 

"El centro politico es parte de la derecha y no lo queremos para el PSOE", argumenta el documento de López, que apuesta por la "centralidad". "La centralidad es donde está la mayoría y la mayoría de los españoles comparte valroes con el PSOE", explica, al tiempo que apunta a la necesidad de "atraer a la centralidad política española a la izquierda, a una izquierda coherente, consecuente y eficaz". "Ése es el reto", añade, "atraer a las mayorías hacia la izquierda socialista y ganar así las elecciones".

Quiere, por tanto, definir un proyecto "nítidamente de izquierdas" (ahí pretende derechizar a Susana Díaz) pero subrayando que el PSOE no puede "conformar un sumatorio confuso de minorías más o menos progresistas", en referencia a la alianza con las fuerzas progresistas a la que apunta el documento político de Pedro Sánchez que, sin mencionar a Podemos, se refiere a la formación morada.

No es el único punto en el que López marca distancias con Sánchez. Mientras que el proyecto del ex secretario general del PSOE señala como únicos rivales del partido a la derecha y las políticas neoliberales, el texto del dirigente vasco sí que clama contra los populismos , al igual que el documento base en el que trabaja el equipo seleccionado por la gestora. En este caso, bajo el epígrafe "el camino socialista" el texto de López sostiene que "el populismo aprovecha los cambios para hacer demagogia. Señala los peligros para azuzar miedos, para ofrecer lo imposible, para acceder al poder y ejercerlo de forma arbitraria".

"Ni salvadores ni cesarismos"

Hay más dardos envenenados para el ex líder del PSOE: "Nuestros liderazgos han de ser colectivos y plurales, sin salvadores ni cesarismos; ningún militante sin voz y ningún cargo sin control". Para la candidatura de Patxi López, la propuesta de Pedro Sánchez conduce a un reforzamiento de la figura del secretario general que vacía de poder a los órganos del partido. Por eso, hayen en su equipo del "falso dilema" entre la democracia representativa y directa. "¿Por qué hay que elegir? En el día a día del partido, deciden los órganos democráticamente elegidos y en las ocasiones importantes, ante decisiones muy relevantes, se consulta a la militancia", defiende el documento que marca una clara diferencia con Pedro Sánchez: las consultas se producen "mediante convocatoria de órganos colegiados y no unipersonales". De hecho, a diferencia de Sánchez, que apuesta por que los militantes tengan que ser consultados de forma obligaroria para los pactos de gobierno, López considera que esa iniciativa solo pueda activarse si la apoya el 20% del máximo órgano de decisión del partido, el comité federal. 

Es muy variada la gama de propuestas que enumera el documento sobre el modelo de partido, entre ellas, la doble vuelta en las primarias, una convención anual de balance y estratega, un código de redes o la elaboración de planes para aumentar la militancia o reforzar las relaciones con Juventudes Socialistas. En total, son 16 epígrafes que desgranan medidas en materia de empleo, economía productiva, fiscalidad, desarrollo sostenible, políticas sociales, modelo territorial, calidad democrática, pacto constitucional, cultura, laicidad, derecho a la no discriminación, igualdad entre hombres y mujeres, jóvenes e integracación europea. En ninguno de estos contenidos, se sale Patxi López de la línea oficial del partido. Más allá del detalle concreto de alguna medida novedosa, su documento no se sale de los márgenes establecidos en la Declaración de Granada sobre el modelo territorial o la fiscalidad diseñada en el programa electoral de los últimos comicios.   

Pese a ello, insiste López en buscar un espacio intermedio. "Entre Hollande y Corbyn nos quedamos con Matin Schulz, que ha multiplicado las expectativas de los socialistas alemanes con un proyecto de izquierda nítida, moderna, mayoritaria y eficaz". El texto no identifica a las claras quién sería el Hollande español (más a la derecha) y el Corbyn hispano (más a la izquierda).

Temas relacionados

Cargando