¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Toxo propone al líder de CCOO Euskadi como sucesor al frente del sindicato

El actual secretario general se retira tras ocho años de mandato y plantea a la dirección del sindicato que le suceda Unai Sordo

Ignacio Fernández Toxo no se presentará de nuevo a liderar CCOO porque "el sindicato tiene que cambiar". / ATLAS

Ignacio Fernández Toxo, de 64 años y líder de CCOO desde 2008, dice que a pesar de tener respaldo y fuerzas para un tercer mandato quiere hacer realidad el cambio generacional en el sindicato, y por eso renuncia a presentarse y propone a Unai Sordo, Secretario General de CCOO Euskadi como su sucesor. En un comunicado enviado tras la celebración del Consejo Confederal, máximo órgano entre congresos, Toxo dice que Sordo es un candidato "capaz y 20 años más joven que yo". Toxo asegura haber consultado a todas las organizaciones de Comisiones antes de dar este paso, y de hecho su propuesta ha obtenido hoy 117 votos a favor en el Consejo Confederal y 6 abstenciones.

La decisión de Toxo de no presentarse se ha mantenido en secreto prácticamente hasta el momento de anunciarse: el actual líder confirmaba el viernes por la noche a la ejecutiva de CCOO que prefería no seguir, y este sábado se lo ha dicho a los miembros del Consejo Confederal, que reúne a los líderes sectoriales y territoriales. El relevo, en todo caso, tendrá que esperar hasta el verano: se producirá en el XI Congreso Confederal, que se reúne entre el 29 de junio y el 1 de julio en Madrid, y al que podrían presentarse otros aspirantes.

La era Toxo y los retos del futuro

El actual líder de Comisiones fue elegido secretario general en un áspero congreso a finales de 2008 que se decidió por la mínima: votaban 996 delegados, y Toxo se impuso al entonces líder, José María Fidalgo, por 28 votos. La nota predominante durante su mandato ha sido, de puertas para adentro, la paz: integró a los perdedores en su equipo, y con eso ha logrado años de calma, sin las turbulencias internas que han caracterizado la mayor parte de la historia de comisiones. Revalidó de hecho su mandato en 2013 siendo el único candidato con más del 85 por ciento de los votos.

De puertas para afuera, a Toxo le ha tocado la crisis y la caída en la afiliación que ésta ha producido, las tres huelgas generales convocadas contra las medidas de ajuste y recorte entre 2010 y 2012 y, en estos momentos, el descontento con la recuperación en precario del empleo. Ahora mismo están pendientes una reforma de las pensiones, varias mesas de diálogo sobre empleo y protección social abiertas con el Gobierno y el acuerdo de salarios para este año, paralizado por las diferencias con la patronal.

Con UGT hay falta de sintonía desde que hace un año esa organización eligiera como secretario general a José María Álvarez, con un perfil más proclive a la movilización y a la confrontación con el Gobierno y la patronal que el de diálogo y negociación que le ha imprimido Toxo a Comisiones.

Cargando