¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Si no huyes de la guerra de Siria lo tendrás complicado para conseguir asilo en España

2016 registra un nuevo récord en peticiones de asilo con cerca de 16000 solicitudes. España ofreció protección a 6.855 solicitantes de asilo, de los cuales 6.215 huían del conflicto sirio, negando en la mayoría de los casos las peticiones de personas que procedían de otros conflictos. La CEAR denuncia que hay más de 20000 peticiones que siguen sin respuesta

Evolución de solicitantes de protección internacional. /

El 90 por ciento de las personas a las que España ofreció protección en 2016 son sirias, el otro 10 por ciento se reparte de manera muy desigual entre los procedentes de los más distintos conflictos del planeta. Según las cifras de Eurostat consolidadas a 31 de diciembre de 2016 y que ha dado a conocer este lunes la CEAR, España ofreció protección a 6.855 solicitantes de asilo, de los cuales 6.215 huían del conflicto sirio, “negando en muchas ocasiones el derecho de asilo de las personas que huyen de otras guerras o persecuciones” denuncia la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

En total se presentaron 15.755 peticiones de protección en España, la mayoría procedentes de Venezuela (3.960), Siria (2.975) y Ucrania (2.570). El 40 por ciento del total fueroon presentadas por mujeres (6.350) frente a las 9.400 realizadas por hombres.

Continúa descendiendo el número de solicitudes de personas provenientes de Siria entre otros motivos porque acceder al territorio español es cada vez más complicado, “se explica al hecho de que las 2.268 solicitudes presentadas en Melilla son menos de la mitad respecto a 2015, debido a las graves dificultades para acceder a la frontera y a la falta de vías legales y seguras” denuncia CEAR. Nunca España había superado las 15.000 peticiones de asilo, es un récord sí, pero “el dato contrasta con las cerca de 1.259.265 que se presentaron en el conjunto de la Unión Europea, por lo que un año más en España tan sólo se presentaron alrededor del 1,3% de las peticiones del conjunto de la UE” recalcan desde la ONG especializada en asilo y refugio.

Es destacado también el aumento en el porcentaje de concesiones, que tampoco había superado nunca el 50 por ciento. De las 10.250 peticiones de asilo resueltas el pasado año, en un 67 por ciento se ofreció algún tipo de protección, según los datos de Eurostat. Un hecho que CEAR atribuye “a la circunstancia de que la inmensa mayoría resoluciones favorables fueron para personas sirias que realizaron su solicitud en 2015 y años anteriores”.

Aunque CEAR celebra que el número de resoluciones se triplicara en 2016 y el porcentaje de decisiones favorables aumentara hasta el 67 por ciento, sin embargo, la secretaria general de la entidad, Estrella Galán señala que “es muy preocupante cómo las autoridades españolas parecen olvidar los numerosos conflictos y amenazas que obligan a miles de personas a huir para salvar sus vidas”.

Una cifra “lamentable” de estatutos de asilo

Se suele hablar de refugiados para cualquier persona que solicita protección en otro país pero de nuevo técnicamente se demuestra que en realidad los que consiguen el máximo grado de protección son cada vez menos. CEAR destaca que dentro de las concesiones favorables, el número de protecciones subsidiarias otorgadas alcanzó las 6.500 mientras que los estatutos de refugiado concedidos apenas llegaron a los 355, lo que supone un “lamentable 3,5 por ciento de las peticiones presentadas en ese periodo. Una cifra muy alejada de los porcentajes de otros países de nuestro entorno como Alemania (41%) o Francia (21%)”. Además, CEAR critica que no hubo ni una sola concesión por razones humanitarias.

“Estos datos demuestran que las autoridades españolas además de poner obstáculos para que los refugiados puedan llegar a nuestro país, cuando lo logran, limitan al máximo el derecho de asilo que marca la ley”, denunció Galán.

20.000 solicitudes siguen en listas de espera

El atasco de expedientes y el retraso en la resolución de los mismos sigue provocando que España siga acumulando 20.370 solicitudes de asilo sin resolver a finales de 2016. “Se deben poner los recursos necesarios para reducir el tiempo de angustia de estas personas, cuyas vidas en muchos casos dependen de esa decisión, así como dejar de incumplir la obligación legal de resolver de forma general los expedientes de asilo en menos de seis meses”, señala Paloma Favieres, coordinadora de los servicios jurídicos de CEAR. “Estos retrasos además provocan graves disfunciones en el sistema de acogida y en la integración de los refugiados”, lamentó Galán.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?