¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fin de la 'diplomacia paciente' de Estados Unidos con Corea del Norte

El secretario de estado norteamericano, Rex Tillerson, advierte que la paciencia se ha terminado con Corea del Norte a la hora de lidiar con su programa nuclear y todas las opciones quedan abiertas, incluida la militar

Rex Tillerson, Secretario de Estado Norteamericano durante la rueda de prensa que ha celebrado con su homólogo de Corea del Sur / ()

El Secretario de Estado Norteamericano se encuentra en Japón, mientras el gobierno de Trump anuncia los mayores recortes en su departamento. Eso parece no preocuparle demasiado, porque está focalizado en los problemas que crea Corea del Norte con su programa nuclear. Para el jefe de la diplomacia norteamericana Rex Tillerson, "la paciencia estratégica de la que hizo gala Obama se ha terminado". Tras reunirse con su homólogo surcoreano Yun Byung-se y en rueda de prensa tras ese encuentro, el Secretario de Estado dice que el enfoque de esta administración con el problema norcoreano es totalmente diferente al de sus predecesores. No tienen pensado apostar por los incentivos que planteó la administración de Clinton o el de Bush aislando a Corea del Norte de la comunidad Internacional.

Dice Tillerson que su política para con el régimen de Pyongyang es clara. “lo mejor que pueden hacer es abandonar su programa nuclear y balístico y cualquier otro destinado a desarrollar armas de destrución masiva. Si no lo hacen se barajarán una serie de medidas diplomáticas de seguridad y económica”. Uno de los periodistas en esa rueda de prensa le insistió: ¿Entre esas medidas se incluye la militar? Y Tillerson respondió sin dudarlo : "todas las opciones están sobre la mesa".

Sobre la estrategia futurible, primero tendrán que esperar a ver que pasa en Corea del Sur con el adelanto electoral, la destitución de la presidenta por cargos de corrupción, y el resultado de esas relaciones. Si se cumplen las encuestas, será la izquierda la que se alce con el poder, y tienen planes para mejorar las deterioradas relaciones con Pyongyang, que han pasado por su peor momento en los diez años que lleva el gobierno conservador en el poder.

Tillerson ha querido señalar, que el conflicto militar es su última opción: "no queremos que las cosas desencadenen en un conflicto militar, aunque obviamente si Corea del Norte realiza acciones destinadas a amenazar a las fuerzas surcoreanas o a nuestras tropas, entonces la respuesta será la adecuada".

Las llamadas provocaciones del régimen del norte, se producen de modo reiterado con las pruebas de misiles y ojivas, la ultima el 6 de marzo cuando el ejército del norte disparó cuatro misiles de medio alcance en aguas japonesas. Pero Corea del Sur y Washington realizan una vez al año unos ejercicios militares conjuntos que Corea del Norte considera una provocación aunque ellos aseguran que son de naturaleza defensiva, lo cierto es que se trata de una demostración de fuerza ante el vecino del norte.

Donald Trump se suma a las críticas de su administración contra Corea del Norte. El presidente de Estados Unidos ha enviado un mensaje a través de Twitter en la que acusa al país de "portarse muy mal y de jugar con Estados Unidos durante años". También critica a China "por no ayudar" a Washington en este frente:

En este clima de tensión, hay que sumar la instalación del escudo antisimiles norteamericano en la zona, que ha tenido un efecto negativo en las relaciones de Seúl con Pekín. China considera este sistema ofensivo y que va a espiar en sus instalaciones militares.

Cargando