¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Liga Santander

El Atlético quiere la tercera plaza

Godín, Griezmann y Koke dieron la victoria al Atlético de Madrid El Sevilla continúa con su semana negra

Griezmann celebra su gol. / ()

El Atlético de Madrid mete presión al Sevilla y se coloca a dos puntos en la lucha por le tercer puesto de la tabla. Los de Simeone vencieron ante su rival más directo con los goles de Godín, Griezmann y Koke. Joaquín Correa maquilló el resultado en los últimos minutos para un equipo hispalense que cierra una de sus peores semanas.

ficha técnica

3 - Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko (Juanfran, m. 2), Savic, Godín, Filipe; Carrasco (Gaitán, m. 82), Gabi, Saúl, Koke, Carrasco; Gameiro (Fernando Torres, m. 61) y Griezmann.

1 - Sevilla: Sergio Rico; Mariano, Mercado, Rami, Lenglet (Jovetic, m. 46), Sarabia (Vitolo, m. 63); Escudero, N'Zonzi; Ben Yedder (Correa, m. 63), Nasri y Vitolo.

Goles: 1-0, m. 36: Godín cabecea una falta lanzada por Griezmann. 2-0, m. 60: Griezmann, de falta directa a la escuadra. 3-0, m. 77: Koke, a puerta vacía tras un pase de Juanfran y un rechace. 3-1, m. 84: Correa culmina un contragolpe.

Árbitro: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a los locales Filipe (m. 39) y Carrasco (m. 54) y a los visitantes Escudero (m. 22), Rami (m. 36), Sarabia (m. 46) y Mercado (m. 60).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 55.000 espectadores.

La clasificación directa a Champions y ser la alternativa al duopolio en juego en el Vicente Calderón. Más que tres puntos. El Sevilla, todavía temeroso por su eliminación de Champions ante el Leicester, colocó cinco defensores sobre el césped con dos carrileros –Mariano y Escudero- más defensivos que ofensivos. El resto del plantel, el de carrerilla y sin Jovetic, al que parece haberle ganado la partida Ben Yedder.

Por su parte, Simeone sacó sus mejores galas con Griezmann y Gameiro, ex sevillista, en el ataque. Sin embargo, ni un minuto se había cumplido cuando el lateral, ahora de confianza para el técnico argentino, Šime Vrsaljko tuvo que abandonar el terreno de juego por un esguince de rodilla. Juanfran fue su sustituto.

El respeto mutuo reinó durante los primeros minutos hasta que Gameiro, ante sus antiguos compañeros, rompió el hielo con una vaselina al larguero. El galo levantó el esférico ante la salida del portero Sergio Rico pero su picardía solo la pudo parar el palo largo. A raíz de esta ocasión, el Atlético fue arrinconando poco a poco a los andaluces que solo podían despejar las ofensivas rojiblancas. Ejemplo de ello fue la gran arrancada de Filipe Luis que, tras tirar un túnel a Vitolo, se encontró con la cobertura defensiva del Sevilla.

La pizarra salió a relucir

La media hora del partido se cumplía cuando los locales ya habían encerrado por completo a su presa. Fue entonces cuando el Atlético dispuso de una falta sobre la frontal del área y, en vez de buscar el lanzamiento directo, pusieron en marcha la pizarra del Mono Burgos. Griezmann colgó el balón al área y Godín cabeceó a la red el primero de la tarde. El uruguayo, sin oposición, movió el cuello cruzando el balón al palo donde no estaba Sergio Rico para hacer su gol veintidós desde que viste los colores atléticos.

El central uruguayo adelanta al Atlético rematando a la perfección un balón lateral / Cadena SER

El Sevilla intentó contestar con un lanzamiento de falta y un posterior remate de Lenglet que no intimidó al gigante Oblak. Y es que los madrileños no dieron opción de reacción porque siguieron a lo suyo ya que volvieron a tirar de jugada ensayada con un centro de Koke para la cabeza de Griezmann. En esta ocasión, la conclusión no fue la esperada.

Tras el descanso, Jorge Sampaoli dio un giro a su idea inicial con la salida de Jovetic por el central Lenglet. El cambio de sistema del técnico argentino, con la posterior entrada de Iborra y Joaquín Correa, preveía una mayor presencia ofensiva del Sevilla pero fue todo lo contrario.

Griezmann celebra su gol. / Gonzalo Arroyo Moreno (Getty Images)

Griezmann, el líder rojiblanco

Carrasco y Griezmann comenzaron a asociarse. El belga y el francés hablan el mismo idioma y, pese al intermitente estado de Yannick, ante el Sevilla se entendieron a la perfección. Antoine le dejó con el pecho un balón que Carrasco remató a las manos de Rico, y posteriormente, ambos intercambiaron los papeles pero Griezmann no consiguió encontrar portería ante la salida del guardameta andaluz.

Y entonces llegó la maravilla del '7'. Si anteriormente, en los lanzamientos de falta los atléticos habían optado por las jugadas de estrategia, llegó el momento de buscar el disparo directo, y Griezmann no lo pudo hacer mejor. El todo campista francés recreó uno de los mejores goles de falta: zurdazo a la escuadra que encontró el larguero y lo escupió dentro de la portería. El francés firmó su cuarto gol consecutivo en Liga, veintidós en esta temporada (casualmente los mismos que lleva Godín como jugador del Atleti).

Golazo de falta de Griezmann de falta directa, de los mejores de la liga / Cadena SER

Estaba tan cómodo el Atlético que Simeone decidió retirar a Gameiro y Carrasco. Entraron Torres, que regresaba tras el susto en Coruña, y Nico Gaitán. Pero aún quedaba el tercer tanto rojiblanco. Koke remató sin oposición una asistencia desde la línea de fondo que no pudo sacar Sergio Rico.

El Sevilla sufrió e hincó la rodilla ante un rival que ya le sigue de cerca en la lucha por la tercera plaza -tan solo les separa dos puntos-. Además, cerca estuvo de recibir el cuarto pero fue con la tranquilidad local cuando los hispalenses se reencontraron con el gol. Joaquín Correa recorrió la banda izquierda y entró hasta la cocina maquillando el resultado ante Oblak

Cargando