¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Santamaría: "Lo que no está dentro de la ley no puede darlo ningún gobierno"

"En esa carta ni se pide ni se ofrece diálogo", responde la vicepresidenta al texto de Puigdemont El Gobierno ve imposible la vía escocesa como salida al desafío soberanista en Cataluña

La vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa ofrecida junto al presidente de Canarias, Fernando Clavijo / ()

Las Palmas de Gran Canaria

La vicepresidenta del Gobierno rechaza la posibilidad de celebrar en Cataluña un referéndum de independencia como el que se convocó en Escocia en 2014, porque vulneraría la Constitución y "lo que no está dentro de la ley no puede darlo ningún gobierno". Soraya Sáenz de Santamaría ha respondido así a la propuesta que el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su vicepresidente, Oriol Junqueras, han lanzado en un artículo publicado en el diario El País, en el que emplazan al Ejecutivo a encauzar el proceso soberanista catalán con un referéndum como el que el Gobierno británico autorizó en Escocia.

"Ni se pide ni se ofrece diálogo, se exige un referéndum contrario a la Constitución, que además privaría al conjunto de los españoles de su capacidad para opinar sobre lo que quieren que sea el conjunto de la nación española", ha manifestado. La vicepresidenta del Gobierno sostiene que no se trata de una propuesta, sino de "una exigencia" formulada por quienes "entienden muy mal el diálogo en su tierra", pues considera que tanto Puigdemont como Junqueras intentan evitar que tenga lugar un debate sobre ese mismo referéndum en el Parlamento de Cataluña, y pretenden tramitar "deprisa y corriendo y de tapadillo" una iniciativa que merece el derecho de la oposición a expresarse.

A su juicio, sus dos promotores obvian además a algunas instituciones, como el Consell de Garantías Estatutarias, y gobiernan únicamente "para quienes piensan como ellos". La vicepresidenta del Gobierno considera que para practicar el diálogo es necesario respetar a las leyes, la Constitución y los derechos de los ciudadanos "y ver lo que la otra parte puede ofrecer y lo que no le puede dar, y lo que no está dentro de la ley no puede darlo ningún gobierno". "Si quieren diálogo, lo haremos sobre los problemas que tienen los catalanes, pero dentro de la Constitución", añadido.

Cargando