¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SER y estar bien

Los anticonceptivos orales pueden prevenir varios tipos de cáncer durante 30 años

Un estudio realizado a 46.000 mujeres, iniciado en 1968, lo avala

Las píldoras anticonceptivas pueden hacer función de escudo. / ()

Las mujeres que han tomado la píldora anticonceptiva están protegidas de algunos tipos de cáncer durante más de 30 años. Así lo avala una investigación desarrollada en la Universidad de Aberdeen, que ha confirmado que aquellas personas que usan la píldora son menos propensos a tener cáncer de intestino, cáncer endometrial o cáncer de ovario en comparación con aquellas mujeres que nunca han tomado este método anticonceptivo.

El 'Estudio de los Anticonceptivos Orales', creado por el Real Colegio de Médicos Generalistas en 1968, se desarrolló con el objetivo de analizar los efectos a largo plazo de los anticonceptivos orales para la salud. Después de casi 50 años de estudio, la doctora Lisa Iversen ha publicado los resultados de esta investigación realizada a un total de 46.000 mujeres.

Un protector para más de 30 años

La investigadora del Instituto de Ciencias Aplicadas de la Salud de la universidad ha explicado que el estudio a largo plazo ha sido fundamental para descubrir los efectos de la píldora en la salud a "muy largo plazo": "Los beneficios de protección de usar la píldora durante sus años reproductivos son duraderos, por lo menos 30 años después de que las mujeres hayan dejado de utilizar la píldora". 

"Los resultados del estudio más largo hasta la fecha sobre los anticonceptivos orales son tranquilizadores", explica Iversen, "no hemos encontrado ninguna evidencia de nuevos riesgos de cáncer que aparezcan más adelante en la vida a medida que las mujeres crecen", tal y como recoge The Independent.

También pueden aumentar el riesgo de otro tipo de cánceres

Mientras tanto, el Instituto Nacional de Cáncer explica, basándose en un artículo publicado en el' American Journal of Obstetrics & Gynecology' que, pese a que el riesgos de cáncer de endometrio y de ovario se reducen tras el uso de los anticonceptivos orales, también parecen aumentar los de seno, de cérvix (cuello uterino) y de hígado.

Todo ello debido a que el estrógeno y la progesterona que ocurren en forma natural influyen en la formación y el crecimiento de algunos cánceres. Dado que las píldoras contienen hormonas femeninas, podrían aumentar el riesgo de este tipo de cánceres, a pesar de que protegen de otros tipos de cáncer.

Cargando