¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Europa celebra los 60 años de la firma del Tratado de Roma

Los 27 países de la Unión Europea, sin Reino Unido, han suscrito una declaración sobre el futuro de bloque comunitario. Se espera que participen alrededor de 5.000 personas en una marcha en apoyo al proyecto de integración comunitaria

Europa celebra los 60 años de la firma del Tratado de Roma / ()

Los líderes de 27 países de la Unión Europea, todos salvo el Reino Unido, firmaron este sábado, con motivo del 60 aniversario de la UE, la 'Declaración de Roma', que subraya la unidad e indivisibilidad de los Estados miembros y la voluntad de seguir avanzando en el proyecto europeo. Además de los mandatarios de la Unión, entre ellos Mariano Rajoy, firmaron el documento los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk; de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y de la Eurocámara, Antonio Tajani.

"Actuaremos juntos, a distintos ritmos y con distinta intensidad cuando sea necesario, mientras avanzamos en la misma dirección, como hemos hecho en el pasado, de conformidad con los Tratados y manteniendo la puerta abierta a quienes quieran unirse más adelante. Nuestra Unión es indivisa e indivisible", subraya el texto. La declaración menciona los "retos sin precedentes" de los 'Veintisiete', incluidos los "conflictos regionales, terrorismo, presiones migratorias crecientes, proteccionismo y desigualdades sociales y económicas". "Juntos estamos decididos a hacer frente a los retos de un mundo en rápida mutación y a brindar a nuestros ciudadanos tanto seguridad como nuevas oportunidades", añade.

El documento deja claro asimismo el empeño de los países de "hacer una Unión Europea más fuerte y resiliente, mediante una unidad y una solidaridad aún mayores entre nosotros y el respeto de las normas comunes". "La unidad es una necesidad y nuestra libre elección", indica. También recuerda con "orgullo" los logros de la UE: que califica de "un empeño valiente y de amplia perspectiva".

En ese contexto, valora la construcción de "una Unión única con instituciones comunes y valores firmes, una comunidad de paz, libertad, democracia, derechos humanos y Estado de derecho, un importante poder económico con niveles de protección social y bienestar sin precedentes".

"La Unión Europea, que dio comienzo como el sueño de unos pocos, se convirtió en la esperanza de muchos. En ese momento Europa volvió a ser una. Hoy estamos unidos y somos más fuertes: cientos de millones de personas en toda Europa se benefician de vivir en una Unión ampliada que ha superado las viejas fracturas", señala.

A su llegada a Roma, los mandatarios fueron recibidos en el Campidoglio, sede del ayuntamiento de la ciudad, por el anfitrión y primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni; el presidente de Malta, Joseph Muscat, que ejerce la presidencia de turno de la UE, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

"Debemos permanecer unidos", ha dicho a la prensa a su llegada a la reunión el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. La primera ministra lituana, Dalia Grybauskaité, señaló por su parte, preguntada por lo agridulce de celebrar el aniversario de la UE a pocos días de que Londres comunique oficialmente su salida de la Unión, que "los países tienen la libertad de unirse o abandonar" el club comunitario, pero que "están mejor juntos".

Fueron de los pocos que hicieron declaraciones a su llegada al evento que tiene lugar en el 'ala de los Conservadores' del Campidoglio, a cuyas puertas les esperaba la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, del Movimiento Cinco Estrellas.

El primer discurso de la ceremonia lo pronunció Gentiloni, quien recordó que el 25 de marzo de 1957 los seis países fundadores "comenzaron a construir una unión de paz" sobre "aquella Europa dividida" y recordó que pese a que "hablaban lenguas diversas, tenían diferentes opiniones (...) les unía una idea compartida, no estar divididos sino cooperar juntos por el bien común". "Éramos seis, somos veintisiete", subrayó.

El último evento programado será una 'Marcha por Europa', un acto paralelo que concluirá frente en el Coliseo y en el que se espera que participen alrededor de 5.000 personas en apoyo del proyecto de integración comunitaria. Todo para celebrar el 60 aniversario de los Tratados de Roma, con los que la Alemania Federal, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos fundaron la Comunidad Económica Europea y la Comunidad Europea de la Energía Atómica, embriones de la actual UE.

La jornada transcurrirá en medio de potentes medidas de seguridad, con el centro de la capital blindado y los puntos turísticos e infraestructuras custodiadas por 7.000 militares y policías, además de antidisturbios, francotiradores y bomberos. El objetivo es minimizar la amenaza terrorista, sobre todo después del ataque de Londres, y tratar de evitar disturbios en las seis manifestaciones que recorrerán las calles romanas sin entrar en las zonas restringidas del Campidoglio y el Quirinale.

El temor de las autoridades es que entre los 27.000 manifestantes que se esperan y que desfilarán tanto para apoyar la UE como para criticarla se hayan podido infiltrar grupos violentos. Esta jornada de celebración estuvo precedida, el viernes, por una audiencia entre el papa y los Veintisiete en el Vaticano, en la que Francisco les advirtió de las tendencias que apuntan a una posible disgregación de la UE.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?