El Banco de España mejora sus previsiones de crecimiento de la economía

Eleva al 2,8%, tres décimas por encima, el avance del PIB este año

El Banco de España mejora las previsiones económicas / VÍDEO: ATLAS

El Banco de España ha revisado sus proyecciones macroeconómicas de la economía española para el período 2017-2019 y mejora -respecto a sus estimaciones precedentes- su estimación de crecimiento del PIB hasta el 2,8% este año (tres décimas al alza), antes de moderarse hasta el 2,3% (dos décimas por encima) y el 2,1% (una décima más) en 2018 y 2019, respectivamente.

El empuje de la economía se debe a la fortaleza del empleo, que a su vez tira de la demanda interna, pero el supervisor alerta de que la inflación puede hacer caer la renta de los hogares.

La tasa de paro, por su parte, bajaría del 14% en 2019. El Banco de España confía además en una subida moderada de los salarios, aunque advierte de que el aumento del 8% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) puede elevar de forma significativa la probabilidad de que jóvenes y trabajadores de mayor edad pierdan su empleo.

En el ámbito de la inflación, el supervisor prevé un aumento del 2,2% en 2017, por el repunte de los precios de la energía. Posteriormente, se esperan incrementos del IPC más moderados: del 1,4% en 2018 y del 1,6% en 2019. En comparación con las proyecciones de diciembre, la inflación general se revisa al alza en cinco décimas en 2017, a causa del aumento del precio del petróleo, y a la baja en una décima en cada uno de los dos siguientes años, en línea con las cotizaciones recientes en los mercados de futuros de esa materia prima.

Ante esa subida del IPC, el supervisor ha reclamado a las empresas que no trasladen su incremento "transitorio" a los precios finales de bienes y servicios, de la misma forma que defiende que no se traslade a los salarios.

En cuanto a los riesgos para el avance de la economía, el Banco advierte de que, desde el exterior, puede afectar un hipotético endurecimiento de las condiciones financieras globales, un eventual aumento del proteccionismo comercial, y la incertidumbre asociada al Brexit y a las próximas citas electorales en algunos de los principales países del área del euro.

En el ámbito interno, "subsisten algunas incertidumbres acerca del curso de las políticas económicas, tanto en relación con el proceso de consolidación fiscal como a la aplicación de reformas estructurales, dada la ausencia de una mayoría parlamentaria estable". En este sentido, "el elevado endeudamiento público subraya la necesidad de retomar la senda de la consolidación fiscal, reducir la vulnerabilidad de la economía ante un eventual endurecimiento de las condiciones de financiación y restablecer una cierta capacidad de maniobra de la política fiscal ante eventuales perturbaciones", recomienda.

Además, para el Banco de España la mejora de las perspectivas de crecimiento de la actividad y el empleo de la economía española en el medio y largo plazo requiere profundizar en la aplicación de reformas estructurales.

Las proyecciones no incorporan la información contenida en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado y de la Seguridad Social de 2017, que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes. Con este matiz, la entidad cree que el déficit público se desviará dos décimas del objetivo pactado con Bruselas este año (será del 3,3% en lugar del 3,1% del PIB acordado).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?