¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los pinchazos telefónicos revelan la campaña de 'La Razón' contra Cifuentes

Edmundo Rodríguez Sobrino, Francisco Marhuenda y Mauricio Casals se referían a la presidenta madrileña y su jefa de gabinete como "zorras y putas" y le advirtieron de que, si seguían "buscando mierda en los armarios del Canal de Isabel II", tendrían "mucho que perder"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en declaraciones a los periodistas / ()

La investigación abierta por el juez Eloy Velasco incluyó intervenciones telefónicas al expresidente Ignacio González y a quien fue su mano derecha en el canal de Isabel II, Edmundo Rodríguez Sobrino, máximo responsable de la filial de la empresa pública de aguas INASSA, y actualmente consejero del diario La Razón.

Parte de las intervenciones telefónicas a Rodríguez Sobrino destaparon, según fuentes conocedoras de la investigación, las maniobras que el presidente de La Razón, Mauricio Casals, y el director de ese periódico, Francisco Marhuenda, pusieron en marcha para coaccionar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Esa coacción, en forma de campañas de prensa contra Cifuentes, intentaba evitar, según la investigación, que la presidenta regional aportara documentación a la Fiscalía sobre las supuestas corruptelas cometidas en el Canal de Isabel II. De esta manera, según fuentes conocedoras del caso, protegían a Rodríguez Sobrino.

Mauricio Casals, presidente de La Razón, y su director, Francisco Marhuenda, junto a Ignacio González en un acto en su periódico / ARCHIVO

Parte de esas grabaciones, que registran conversaciones de Rodríguez Sobrino con Marhuenda y Casals, sonaron ayer en la Audiencia Nacional durante el interrogatorio a Ángel Garrido, vicepresidente regional y presidente del Canal de Isabel II que denunció los hechos en la Fiscalía, y a Marisa González, jefa de gabinete de Cristina Cifuentes, citados ambos como testigos por el juez Velasco.

Los directivos de La Razón se referían en esas conversaciones grabadas a Marisa González y a Cristina Cifuentes como "zorras" y "putas", y especulaban sobre las maniobras a poner en marcha para presionar a Cifuentes de manera que dejase de colaborar para destapar la corrupción en el Canal de Isabel II. Hasta el punto de que, según las grabaciones, Marhuenda llegó a advertir a la jefa de gabinete de Cifuentes que Edmundo Rodríguez Sobrino era "intocable" para el grupo de la Razón y que si seguían "buscando mierda en los armarios del Canal de Isabel II" tendrían "mucho que perder".

Tomando como base esas declaraciones, el juez Velasco ha citado como imputados por obstrucción a la justicia tanto a Marhuenda como a Mauricio Casals.

Rodríguez Sobrino fue destituido en abril de 2016 por Cristina Cifuentes como responsable de la filial del Canal de Isabel II tras conocer que su nombre aparecía vinculado a los papeles de Panamá como dueño de empresas con sede en Hong Kong. Unos meses después de la destitución de Rodríguez Sobrino, el presidente del Canal de Isabel II, Ángel Garrido, vicepresidente de Cifuentes, remitió a la Fiscalía General del Estado una denuncia por las supuestas irregularidades cometidas por Rodríguez Sobrino en la compra por parte del Canal de Isabel II de una empresa brasileña de aguas. Fruto de esa denuncia y de otras investigaciones en marcha, el juez Velasco ordenó ayer la detención del expresidente madrileño Ignacio González y del propio Rodríguez Sobrino.

Temas relacionados

Cargando