¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Google trabaja en un bloqueador de anuncios propio para Chrome

Este bloqueador filtraría la publicidad molesta que aparezca en las diferentes páginas web

Google busca acabar con los anuncios más molestos. / ()

Google está trabajando en un bloqueador de anuncios, para su navegador web Google Chrome, mediante el que la compañía de Mountain View pretende acabar con aquella publicidad considerada por la empresa como "molesta", tal y como asegura The Wall Street Journal.

Esta función, que podría activarse de forma predeterminada en el navegador web, filtraría todos aquellos anuncios que pudieran proporcionar malas experiencias a los usuarios a medida que navegan por Internet. En la actualidad, y gracias a su algoritmo de posicionamiento, la compañía ha identificado a los administradores de los distintos portales web que empeoran la experiencia de uso de los usuarios mediante publicidad molesta y les ha pedido que se deshagan de ella.

Adiós a los pop-ups y a la publicidad desplegable

Este bloqueador de anuncios, que llegará durante las próximas semanas, tal y como afirman fuentes cercanas a la empresa, acabará con todos aquellos anuncios considerados como "molestos", basándose en la lista de normas publicitarias publicadas por la Coalición para Mejores Anuncios el pasado mes de marzo.

Según esta clasificación, el nuevo bloqueador de anuncios acabará con los pop-ups, (ventanas publicitarias emergentes), con los anuncios de vídeo sonoros de reproducción automática y con aquellos anuncios flotantes de cuenta regresiva que no desaparecen hasta pasados, como mínimo, diez segundos. Por lo tanto, el bloqueador de anuncios de Google acabaría con la publicidad desplegable.

Se mantendrían los anuncios de AdSense

El movimiento de la compañía favorecería, además de al usuario, quien podría disfrutar de una navegación menos intrusiva, a Google, puesto que podrá seguir utilizando la publicidad propia de la empresa (AdSense) en las distintas páginas web mientras acaba con aquella considerada como intrusiva.

A través de este movimiento, Google también lograría reprimir el crecimiento de otras plataformas de bloqueo de anuncios, quienes llegan a cobrar tarifas a cambio de dejar pasar los anuncios a través de sus filtros. Por lo tanto, este bloqueador de anuncios ha llegado para combatir a la considerada como publicidad "molesta" y para beneficiar el plano publicitario de la compañía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?