¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Operación Lezo

Marhuenda afirma que "nunca, nunca, nunca" coaccionó a Cifuentes

En la conversación grabada por el juez Velasco con el detenido Edmundo Rodríguez Sobrino, el director de 'La Razón' asegura que solo quería ayudar a un "amigo muy desesperado y se han tergiversado sus palabras" y sólo se arrepiente de llamar "zorra" a Marisa González, la jefa de gabinete de Cifuentes

Francisco Marhuenda: "Nunca he presionado a Cristina Cifuentes, solo intentaba ayudar a un amigo desesperado" / ATLAS

El presidente del diario La Razón, Mauricio Casals, y el director del diario, Francisco Marhuenda, han negado las presuntas coacciones a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. El juez les había citado como investigados porque aparecen en los pinchazos telefónicos realizados en el transcurso de la Operación Lezo a Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de INASSA , filial española del Canal de Isabel II en Sudamérica, en las que se escucha a ambos tratar diferentes actuaciones para frenar la decisión de Cristina Cifuentes de acudir a la Justicia a denunciar la compra por parte del Canal de Isabel II de una empresa brasileña, Emissao Engenharia e Construcao, por 21 millones de euros que solo un mes después de la adquisición se demostró excesivo. En dicha operación bajo sospecha había jugado un papel clave Inassa, la filial sudamericana del Canal de Isabel II que entonces presidía Rodríguez Sobrino.

El presidente de La Razón, Mauricio Casals, ha declarado durante una hora y ha reconocido su voz en las grabaciones pero ha negado que sea una coacción a Cifuentes "era una forma de hablar que hay que escuchar desde el principio porque lo que valoraba es la figura de Edmundo y que siempre se ha preocupado por mi enfermedad".

El juez Velasco le ha repreguntado porque la conversación parecía muy amenazante, pero el investigado le ha respondido que "puede parecer pero no lo era" para añadir que "quién se puede imaginar que desde un periódico se pueda amenazar a nadie".

El director del diario La Razón, Francisco Marhuenda, ha afirmado que "nunca, nunca, nunca" ha coaccionado o presionado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de la que ha asegurado que tiene "la mejor de las opiniones". "Volvería a hacer exactamente lo mismo que hice, que es nada. No he hecho nada incorrecto. Conozco a Cristina Cifuentes desde hace 30 años, ¿cómo la voy a amenazar? Eso sería una barbaridad, es impensable".

Tergiversado

El contenido de esas conversaciones se ha "tergiversado", según ha explicado Marhuenda, porque sólo trataba de "animar" a un amigo porque "el pobre estaba muy desesperado", ya que consideraba "injusto" que le hubiesen destituido del Canal de Isabel II y estaba "obsesionado" con que se filtraran "cosas contra él" desde la Comunidad de Madrid.

Un mal día

Marhuenda se arrepiente de haber llamado "zorra" a Marisa González, jefa de gabinete de Cifuentes. "La palabra zorra es muy incorrecta y aprovecho la oportunidad porque no estuve en mi mejor día más brillante, y no porque fuera una mujer, que conste, que solo tengo hijas, fue un comentario coloquial desafortunado", ha indicado, para explicar que González salió en la charla porque Rodríguez Sobrino "estaba obsesionado con que era ella la que filtraba cosas en su contra".

El director del diario ha dicho que la declaración ha sido muy educada y con un tono cordial tanto por el juez como por las fiscales. Frente a una nube de periodistas, Marhuenda se ha confesado, algo abrumado: "Parezco la Pantoja", aseguró, por tanta expectación.

Marhuenda y Casals a su llegada a la Audiencia Nacional / ATLAS

Cargando