¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Balenciaga pone a la venta por 1.700 euros una bolsa muy parecida a la de Ikea

El diseño del bolso, realizado por Demna Gvasalia, recuerda a la famosa Frakta de la multinacional sueca

El nuevo bolso recuerda a la clásica bolsa de Ikea. /

Las redes sociales han acusado al director creativo de Balenciaga, Demna Gvasalia, de haber confeccionado un bolso para la marca muy similar a la clásica bolsa de la multinacional sueca Ikea y de venderlo por un total de 1.695 euros. Ambos bolsos son azules, de tamaño considerable y cuentan con dos pares de asas de distintos tamaños, para modular cómo se carga el peso.

No es la primera vez que Demna Gvasalia se convierte en el centro de la polémica. En la colección del año pasado, Gvasalia diseñó una bolsa para llevar la ropa a la lavandería inspirándose en la típica bolsa tailandesa para venderla posteriormente por cerca de 2.000 euros. Por lo tanto, las redes han vuelto a denunciar que el diseñador vende por casi 1.700 euros un bolso que puede adquirirse en cualquier tienda de IKEA por apenas 50 céntimos de euros.

El bolso que presentó Balenciaga inspirado en las bolsas tailandesas. / Twitter

Un experto en cazar iconos de la cultura popular

El polémico diseñador georgiano, director creativo de la marca de lujo desde finales del 2015 tras convertir a Vetements en una de las marcas principales de la industria de la moda, es considerado como un experto en detectar iconos de la cultura popular y difundirlos posteriormente para avivar el debate sobre qué es lujo y qué no lo es.

La idea de Gvasalia es vender como sofisticado el 'normcore', es decir, el vestir normal. En el pasado, cuando dirigía Vetements, la compañía había sido descrita como "la antítesis de la industria" puesto que apostó por rediseñar los básicos más característicos del mercado con un toque innovador.

La comparativa de los dos bolsos. / Twitter

Ikea modificará la icónica Frakta

Este bolso de Balenciaga está creado a partir de piel pulida y arrugada, un tejido que nada tiene que ver con el polipropileno resistente con el que se crean las icónicas Frakta, que desaparecerán, de la forma que la conocemos, durante los próximos meses.

El año pasado, Ikea decidió rediseñar su clásica bolsa para que luciera más elegante. Para ello, la compañía contactó con una agencia de diseño danesa, quien ofreció a la multinacional sueca una versión visualmente elegante, en color verde y tostado, que poco tiene que ver con uno de los principales iconos de Ikea.

Cargando