¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Izquierda Unida aprueba los revocatorios para remover a los cargos que incumplan

Un 40% del censo de militantes podrá impulsar un referéndum para remover a los cargos públicos y orgánicos que incumplan el programa electoral, el código ético o cometan delitos

El coordinador Federal de IU, Alberto Garzón (c), durante una visita a Málaga. / ()

Izquierda Unida aprobará este sábado el reglamento, al que ha tenido acceso la Cadena SER, que permitirá poner en marcha, por primera vez en la historia de la coalición, un sistema de revocatorios impulsados por la militancia para retirar la confianza a aquellos cargos públicos y orgánicos que, a juicio de los afiliados, se hayan desviado del mandato político para el que fueron elegidos.

El reglamento permite que se pueda iniciar el procedimiento con un mínimo del 1% del total de los afiliados para el caso de cargos públicos y orgánicos de elección directa. Para impulsar el referéndum revocatorio, se tendrán que acreditar los motivos para el mismo y que se refieren a cuatro supuestos: incumplimientos manifiestos del programa electoral, acuerdos de gobierno y otros compromisos públicos análogos, incumplimiento de estatutos y códigos éticos, la vulneración de acuerdos vinculantes de la asamblea u órgano de dirección correspondiente, y la comisión de delitos, vulneración de derechos humanos o actuaciones contrarias a los principios de Izquierda Unida.

El sistema, que fuentes de la coalición defienden como un compromiso de regeneración democrática desde el ejemplo propio, además de como un mecanismo para fomentar la participación democrática interna, introduce garantías para que no pueda utilizarse para ventilar rencillas políticas o por cuestiones de inquina personal. De hecho el referéndum sólo podrá celebrarse si los motivos están fundados, tras haber escuchado los argumentos de la persona cuyo revocatorio se solicita, después de haber agotado todas las vías previas de negociación y acuerdo, incluido el arbitraje, y cuando se reúna un mínimo del 40 por ciento del censo de militantes.

El revocatorio sólo podrá presentarse una vez transcurrido un año del mandato del cargo público y si el afectado lo supera, no se podrá enfrentar a otra petición similar en el plazo de dos años. Son garantías que IU considera suficientes para que el sistema se utilice sólo en casos realmente graves y como recurso excepcional. El reglamento también establece la obligación de que la organización mantenga la neutralidad debida en el proceso, que será pilotado por la Comisión de Garantías y que tendrá que informar en igualdad de condiciones de los argumentos a favor y en contra de la celebración del revocatorio.

Cargando