¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

En la mente del asesino: ¿puede un guionista cometer el crimen perfecto?

Pau Freixas, Gema Neira y Carlos Vila nos guían en la reconstrucción del crimen (im)perfecto

Nos metemos en la mente del asesino... /

"Que asesina"; "Ofensivo, hostil, dañino". Bajo estas dos definiciones engloba la RAE el término 'asesino' y de esta escalofriante figura se benefician los guionistas para contar un buen puñado de historias.

¿Quién es el asesino? Esta es siempre la premisa de los thriller que abundan en la parilla y una de las incógnitas más atractivas para el espectador. Tanto es así, que la televisión nos ha obsequiado con icónicos homicidas. Hannibal Lecter, Dexter, o tirando de nuestra propia cosecha, Cristina Marcos en Desaparecida, Virginia Palazón en Motivos personales o Juan Elias en Sé quién eres.

'Sé quién eres', by Pau Freixas

Sé quién eres narra la historia de un prestigioso abogado y reconocido profesor de universidad que aparece en una carretera totalmente desorientado tras sufrir un grave accidente de tráfico. En su coche encuentran restos de sangre y el móvil de su sobrina, a la que nadie ha vuelto a ver desde entonces

Ellas son solo algunas de las 'bestias' que han provocado historias realmente estremecedoras, historias que nos ha permitido sumergirnos en la mente del asesino gracias a la intachable labor del guionista de turno.

Ahora bien, ¿qué se pasa por la cabeza del guionista para conseguir idear, desarrollar y resolver el crimen perfecto? ¿Puede un escritor ser el asesino más impecable?

"Cuando trabajas en thriller aprendes muchas cosas, pero el crimen perfecto depende mucho de la casualidad", explica Gema Neira, responsable de series como Gran Reserva o Bajo sospecha. "La vida es inesperada en sí misma y, por lo cual, es imposible tenerla totalmente controlada".

Por su parte, Pau Freixas, creador de Sé quién eres, mantiene una postura más concluyente: "Un buen guionista sí que puede ser el asesino perfecto". Según afirma el también productor catalán, si el propósito de ese homicida es matar a un individuo concreto, un escritor está más capacitado porque tiene la habilidad de "ver la jugada desde fuera y jugar con las emociones sobre sus propios propósitos. Se trata de jugar a ser Dios".

Carlos Vila (Motivos personales), en cambio, apoya el planteamiento inicial, pero razonando desde la teoría: "Cuando escribimos crímenes perfectos siempre dejamos cabos sueltos para que el asesino sea descubierto con estos policías perfectos que también desarrollamos".

'Desparecida', by Gema Neira

La noche en que Patricia Marcos va a cumplir 18 años coincide con la celebración de las fiestas en un pueblo y Patricia planea salir con su prima Cris. Aunque todo parece haberse producido según lo planeado, no hay ni rastro de la joven. ¿Dónde está? ¿Con quién? ¿Qué le ha pasado?

Este planteamiento nos lleva a hacernos una segunda pregunta: ¿existe el crimen perfecto? "En las series de televisión se crean muchas escenas del crimen para despistar, pero el crimen perfecto, cuando realmente es perfecto, no se entera nadie", señala la cabeza pensante de Los misterios de Laura.

Y si Vila tiene una mirada más escéptica, Pau Freixas le da un sentido más práctico a esta hipótesis: "El crimen perfecto dependerá de la capacidad intelectual de la persona que lo ejecuta y los conocimientos policiales y forenses".

Mientras tanto, Gema atribuye el asesinato perfecto a todos esos casos que se han considerado accidentes. "No sé si como concepto se puede planear el crimen perfecto, dependerá sobre todo de que no te descubran", aclara.

En lo que respecta al guion, un guionista podría tardar entre una y dos semanas en crear una premisa y un crimen irresoluble. No obstante, la tarea del creativo no es únicamente planear un homicidio, sino desarrollar todo un universo en torno al asesinato y las partes implicadas.

Esto nos lleva a resolver la tercera y última incógnita: ¿qué es lo más complejo a la hora de preparar el crimen perfecto? Gema Neira lo tiene claro: "Conseguir los suficientes giros, pero sin hacer algo irreal. Normalmente, una investigación dura varios meses en donde se conocen pocas novedades. Al final todo se basa en 2 o 3 hallazgos".

'Motivos personales', by Carlos Vila

En la celebración del 50 aniversario de los Laboratorios Acosta, la secretaria del presidente aparece muerta y el marido de la periodista Natalia Nadal es declarado culpable. Natalia descubre que las pruebas son falsas, pero cuando llega a la cárcel ya es demasiado tarde.

"Cometer un crimen sin que nadie más participe es muy complicado y esos son generalmente los cabos sueltos que quedan al final", comenta Carlos Vila al respecto.

En esto coincide el autor de Motivos personales con el creador de Sé quién eres: "Lo más complicado tiene que ser matar a alguien y no dejar rastro alguno". Sin embargo, Pau Freixas plantea una solución: "Planearía un crimen sin compartir nunca la misma localización. Es decir, anticiparme al resto y dejar todo planificado para que cuando se cometa el crimen no esté presente".

Cargando