¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

Maggie Civantos, sobre el feminismo en televisión: "Hacen falta menos palabras y más acciones"

Entrevistamos a una de las grandes protagonistas de 'Las chicas del cable', la primera serie española de Netflix

Maggie Civantos es Ámparo en 'Las chicas del cable' /

Hotel Ritz: habitación 112. Maggie Civantos lleva varias horas concediendo entrevistas con motivo del estreno de Las chicas del cable, la primera serie española de Netflix. Tras una larga e intensa jornada, cualquiera podría pensar que la actriz estaría reclamando un buen plato de comida o una siesta para recuperar fuerzas de cara a la premiere que por la noche se celebraría en Callao.

Sin embargo, y aunque estaba visiblemente cansada, la actriz se encendió al instante. Solo habría que prender la mecha del 'feminismo', tema que pone de manifiesto la serie que ella protagoniza y que ha cogido todavía más relevancia tras su visita a El Hormiguero el pasado lunes.

En 'Las chicas del cable' interpretas a una mujer maltratada en los años 20. Que poco ha evolucionado la sociedad, ¿no?

La etiqueta de 'feminista' no es la más adecuada para 'Las chicas del cable'

Como mujer, me da pena que no hayamos evolucionado y tengamos ahora los mismos problemas que hace 70 años. Como actriz, me gusta estar en un proyecto tan empático porque, aunque la serie gire en torno al año 28, ha conseguido que hable de temas universales. Es una serie que aporta muchas cosas, no solamente la reivindicación de la mujer.

Se ha hecho mucho hincapié en que 'Las chicas del cable' es una serie para que las madres de España compren Netflix. Sin embargo, yo la he visto y me ha gustado. ¿Es eso un problema?

¡Para nada! Mucha gente espera que de repente esta serie sea 'Narcos'. No, perdona. Se llama 'Las chicas del cable' y solo con ver el tráiler el público ya se puede imaginar de qué va. Es cierto que esta serie está hecha para ampliar el target de Netflix y llegar a un público que ahora mismo no tiene, pero la historia de 'Las chicas del cable' va dirigida amás gente. Se habla de la mujer, pero también de otras cosas. La etiqueta de "feminista" no es la más adecuada para esta producción.

Entonces, ¿no es una serie para las madres de España?

A las madres de España le va a gustar, pero la serie es para un público familiar. Lo que aquí llamamos ‘para todos los públicos’.

Antes de verla, mucha gente también ha asegurado que 'Las chicas del cable' sería un 'Velvet 2.0'. ¿Lo es?

Claro que no. Tiene el sello de Bambú Producciones [productora] porque cuida la estética y la estructura de guion, incluso ciertos personajes pueden recordar a 'Velvet'. Sin embargo, 'Las chicas del cable' aportan ingredientes nuevos. Hay una gran diferencia entre la una y la otra.

Mucha gente espera que esta serie sea 'Narcos'...no, perdona. Esto se llama 'Las chicas del cable'

¿Consideras que el feminismo que se está desarrollando actualmente en la ficción es una moda pasajera o un fenómeno que puede llegar a consagrarse finalmente?

Ahora mismo es una moda. Hacen falta menos palabras y más acciones. Es una moda necesaria porque despierta conciencias y ahora estamos más sensibilizados con este tema. Doy gracias a que esté de moda. No me quejo, pero hace falta aplicarlo día a día.

Así es 'Las chicas del cable'

Madrid, 1928. Cuatro chicas comienzan a trabajar como telefonistas en el edificio más moderno de toda la ciudad. Para Lidia, Marga, Ángeles y Carlota empieza la lucha por una independencia que tanto su entorno como la sociedad de entonces les niega. Su amistad será clave para conseguir sus sueños y juntas irán descubriendo lo que significa la verdadera libertad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?