¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una madre de alquiler: "No volveré a hacerlo; es comprar y vender un niño"

  • La estadounidense Kelly Martínez fue madre subrogada en tres ocasiones a cambio de dinero
  • La última vez lo hizo para una pareja española y estuvo a punto de morir por complicaciones

La estadounidense Kelly Martínez fue madre subrogada en tres ocasiones a cambio de dinero /

Kelly Martínez es una estadounidense de Dakota del Sur. Con solo 32 años ha tenido ya ocho hijos. Tres son de ella y otros cinco los tuvo como madre de alquiler. En tres ocasiones se prestó a la maternidad subrogada y dos de los partos fueron de gemelos. La última vez fue madre para una pareja heterosexual española.

La tercera experiencia fue muy dura. Casi pierde la vida porque sufrió una preeclampsia severa. Dice que fue una consecuencia del estrés y del temor a que los padres rechazaran a los bebés. Habían pagado a la agencia un plus por tener niño y niña ; pero dio a luz a dos niños. Ellos se enfadaron mucho cuando conocieron que eran dos varones y no lo que acordaron con la empresa.

Kelly lamenta no tener ningún contacto con la familia porque le preocupa no saber nada de los bebés ni cómo los tratan. Cree que "los niños son víctimas de esto y no me di cuenta de la realidad y del vínculo con ellos hasta que estando en el hospital vi que la pareja no los quería".

Finalmente, la pareja se llevó a los críos. A ella le pagaron los 35.000 euros que estipulaba el contrato, pero le dejaron una deuda de 9.000. Fue el coste de los gastos medicos por la complicación del embarazo y de un parto que se le adelantó diez semanas. La joven admite que fue madre de alquiler por dinero y también por ayudar a otras familias que no pueden tener hijos.

Kelly dice que ahora ve las cosas de otra manera. Afirma que no volverá a ser madre de alquiler nunca más y que tampoco le recomendaría a ninguna mujer prestar su cuerpo para gestar hijos para otros. Después de todo lo que ha pasado, ha dejado de ser defensora de la maternidad subrogada porque es "comprar y vender un niño".

Kelly Martinez estuvo hace un mes en la sede de Naciones Unidas contando su historia y hace unos días en Madrid con Stop Surrogacy Now, una organización internacional contraria a la legalización de una practica prohibida en España.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?