¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Una compañía danesa recicla la orina humana para elaborar su propia cerveza

La cervecera recogió 50.000 litros de orina durante el festival de música de Roskilde

Una cervecera danesa trata de distinguirse de la competencia con un proceso de elaboración de la cerveza nunca antes visto hasta la fecha: el "beer-cycling". En 2015, el consejo de agricultura y alimentación de Dinamarca recolectó 54.000 litros de orina entre los asistentes al festival Roskilde, considerado como uno de los festivales más relevantes del norte de Europa.

Posteriormente, la compañía cervecera Nørrebro Bryghus decidió trabajar con esta orina para desarrollar un potente fertilizante para sus cultivos de cebada. Gracias a este método, la empresa llegó a producir más de 11 toneladas de cebada de malta mediante la que elaboraron la cerveza 'Pisner'.

Saldrá a la venta el próximo mes de junio

Por lo tanto, la cerveza, que saldrá a la venta el próximo mes de junio bajo el nombre de 'Pisner', un juego de palabras que combina 'pilsner' y el argot local para denominar a la orina, no está elaborada a partir de orina humana, como muchos piensan, sino que se produce en los campos de cebada malteada fertilizados con orina humana.

El director ejecutivo de la compañía, Henrik Vang, aseguró a The Irish Times, que se rieron mucho cuando la gente confundió el proceso de elaboración de su bebida: "Cuando publicaron la noticia de que empezamos a preparar el Pisner, mucha gente se pensaba que estábamos filtrando la orina directamente en la cerveza. No reímos mucho en la empresa".

Semillas hasta un 27 por ciento más grandes

Tal y como aseguran los cerveceros daneses, la orina humana está compuesta de nitrógeno, potasio y fósforo, entre otros elementos, ingredientes que se encuentran habitualmente para los fertilizantes regulares. De hecho, las semillas de remolacha fertilizadas con orina eran hasta un 27 por ciento más grandes que las hortalizas fertilizadas a partir de métodos tradicionales.

Al mismo tiempo, los investigadores determinaron que las remolachas tenían un valor nutritivo idéntico y eran prácticamente idénticas a las remolachas regulares. Por lo tanto, y tras dos años de prueba, la empresa Nørrebro Bryghus pondrá a la venta un total de 60.000 unidades de esta cerveza creada a partir de una técnica revolucionaria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?