¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Madriles: aceite de oliva 'DO M-30'

A medio camino entre el activismo urbano y lo gourmet, en la etiqueta aparecen dos chulapos morreándose

Olivos en pleno Madrid. /

A César Pérez se le ocurren ideas tan locas como la de cosechar los olivos que hay en las rotondas de Madrid y luego elaborar aceite. Pero no solo se le ocurrió: ¡la ha hecho! Y el resultado es Madriles, un aceite virgen extra de primera prensada en frío. Posiblemente, el primer y único aceite 100 % urbano del mundo. Un producto gourmet merecedor (si existiera), de la Denominación de Origen M-30.

El diseño de la etiqueta es obra de la ilustradora Elena Pancorbo. / MADRILES

"Buena parte de la cosecha viene de un acceso a la M-30 que hay en Conde de Casal", explica Pérez por teléfono. "Solo allí hay más de 40 árboles, pero también hemos utilizado olivos que decoran comunidades de vecinos, alguna Delegación de Hacienda... y los del olivar de la Fundación Castillejo, una entidad privada con más de 100 olivos centenarios que está por la zona de Nuevos Ministerios".

¿Y se puede ir a un parque o a una rotonda y coger olivas sin más? "El mundo rotonda ha sido en la más absoluta clandestinidad", explica autor intelectual de este aceite. "Me puse en contacto con el Ayuntamiento y me dijeron que tendrían que darme una concesión, pero que en ese momento no estaban dando. Pero bueno, hemos utilizado aceitunas que, normalmente, caerían al suelo y se perderían".

La cosecha de Madriles, efectuada el pasado mes de noviembre, fue de 150 kilos. Con ello, y gracias a la colaboración del Instituto de la Vid, ubicado en la Casa de Campo, han obtenido 30 litros de oro líquido que se van a repartir entre quienes han participado en el proceso. Madriles no es, por lo tanto, un proyecto comercial.

"Esa loca recolección urbana". / MADRILES

César Pérez, de hecho, no tiene ninguna relación con el mundo agroalimentario. Hasta le entra risa, al oír la pregunta: "¡No, qué va! Yo trabajo en el estudio TruthBehind 404, dedicado al activismo urbano. Intentamos que todo lo que hacemos tenga un fuerte componente artístistico y la elaboración de este aceite, por ejemplo, ya era un fin en sí mismo. Pero claro, en un horizonte no muy lejando esperamos trabajar también en proyectos de resposabilidad socail corporativa".

Las aceitunas, mayoritariamente de la variedad cornicabra, fueron lavadas y molturadas menos de 24 horas después de recogerlas, por lo que no solo no hay ningún tipo de inconveniente sanitario sino que, según su autor, se trata de un aceite "con unas popiedades organolépticas de primera".

Madriles es aceite DO M-30, pero también es el resultado de una intervención artística ejecutada con la intención de romper clichés y estimular la reflexión. En a etiqueta diseñada por la ilustradora Elena Pancorbo, de hecho, aparecen dos chulapos morreándose: "En casi todos los aceites comerciales aparece una tipa más o menos sexy y queríamos darle una vuelta a eso", explica César Pérez.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?