¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Gobierno advierte de los peligros de una huelga de estibadores

  • "Genera un grave daño a la economía del país y un riesgo evidente de que alguno de los tráficos marítimos que se desvían, se dirija ya hacia puertos de otros países", señala el ministro de Fomento
  • En la Moncloa dan por hecho que contarán con el apoyo de C's y la abstención del PDeCat para convalidar el decreto ley el próximo jueves
  • El Gobierno podrá vender entonces el deshielo con los exconvergentes, demostrando que no todo gira en torno al referéndum independentista

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, atiende a los medios en Pekín. / ()

El Gobierno ve más cerca la aprobación del decreto ley de la estiba. Tras vivir una importante derrota en el Parlamento, el pasado 16 de marzo, se ha esmerado en la negociación política. El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y la titular de Empleo, Fátima Báñez, han movido los hilos centrándose en PNV, PdeCat y Ciudadanos.

Desde China, De la Serna se ha mostrado "optimista". Piensa que el jueves que viene saldrá adelante el decreto ley en el Congreso. Los nacionalistas vascos ya lo respaldaron. Sólo falta atar al resto. Él da por hecho que, en esta ocasión, la formación de Albert Rivera sí apoyará al Ejecutivo con sus votos. Y basándose en las declaraciones hechas por los exconvergentes, cree que estos finalmente también facilitarán que salga adelante.

En la Moncloa consideran que a pesar de perder una batalla, en su día lo que hicieron fue ganar la de la calle. Piensan que para estas formaciones políticas sería imposible explicar a la opinión pública un segundo rechazo, con las multas que conllevaría para España.

En cuanto a la relación con el PDeCat explican que si este partido cambia ahora su posición es porque se han incluido algunas de las medidas que demandaban, pero sobre todo porque no se pueden permitir que se apunte hacia ellos como responsables de la conflictividad en los puertos de Barcelona y Tarragona. En el Ejecutivo saben, además, que contar con los nacionalistas catalanes puede tener una lectura política importante. Después de tanto referéndum independentista se podría hablar de deshielo, de un primer acuerdo de calado en esta legislatura.

Y ante el preaviso de huelga por parte de los sindicatos, De la Serna ha advertido del peligro que esta podría suponer. A su juicio, generaría un grave daño a la economía del país. "Además de un riesgo evidente de que alguno de los tráficos marítimos que se desvían cuando se anuncian movilizaciones, ya no se recupere porque se dirija hacia puertos de otros países. Eso es lo que no desea nadie, ni las empresas, ni el Gobierno, ni seguramente los propios sindicatos", ha resaltado recordando que se han hecho "incorporaciones positivas".

De la Serna, quien ha acompañado a Mariano Rajoy al foro de 'La nueva ruta de la seda', también ha explicado que en esta cita se está viviendo el nacimiento de un proyecto de "gran envergadura" en el que se manejan "cifras astronómicas" y en el que a nuestro país le conviene estar "desde los orígenes". Estas, según sus cálculos, superarían los 500.000 millones de dólares en inversiones para los próximos años. Por eso, ha insistido, ve grandes oportunidades para las empresas de infraestructuras españolas.

Cargando