¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Netflix estudia subir el precio de sus tarifas hasta un 20% los fines de semana

La plataforma ha empezado a probar esta posibilidad con los nuevos usuarios de Australia

Netflix plantea aumentar sus tarifas en fin de semana. / ()

¿De qué manera reaccionarían los usuarios de Netflix si les subieran el precio de sus tarifas por ver series a lo largo del fin de semana? Eso es lo que está tratando de averiguar la plataforma de televisión en streaming en la actualidad. Con el objetivo de no llevar a cabo una nueva subida generalizada de sus tarifas, Netflix ha comenzado a experimentar la posibilidad de que los nuevos suscriptores paguen más cuando utilicen el servicio el fin de semana.

Este primer experimento está teniendo lugar en Australia, donde los nuevos suscriptores están pagando entre uno y tres dólares australianos al mes, dependiendo de la tarifa elegida, por consumir Netflix durante los fines de semana. Mientras tanto, al llegar el lunes, las tarifas vuelven al precio normal de 8,99, 11,99 y 14,99 dólares australianos, tal y como ha confirmado Netflix al diario digital australiano News.com.

Hasta un 20% más si se dan de alta en fin de semana

Así, todos aquellos usuarios que se dieran de alta en fin de semana, tendrían que pagar hasta un 20%, en caso de que se decantaran por la tarifa más cara, respecto a quienes lo hicieran a lo largo de la semana. A pesar de ello, Netflix ha querido tranquilizar a los seguidores y ha confirmado que tan solo se trata de un test.

A través de un comunicado, la compañía ha asegurado estar probando cosas nuevas constantemente y que, en este caso, están modificando el precio de sus tarifas a lo largo del fin de semana para entender mejor cómo reaccionan sus usuarios ante un aumento real en el precio que pagan por su servicio durante el fin de semana.

Una subida que podría estar relacionada con el 'impuesto Netflix'

Según News.com, este extraño movimiento podía haber sido provocado como respuesta al conocido como 'impuesto Netflix'. Recientemente el gobierno australiano ha impuesto una medida, mediante la que pretende recaudar hasta 350 millones de dólares australianos durante los cuatro próximos años, mediante la que los bienes digitales como los libros electrónicos, juegos, aplicaciones y servicios de streaming de suscripción de proveedores extranjeros atraerán el impuesto sobre bienes y servicios.

A pesar de ello, el comunicado reza que no tiene por qué ser una medida que vaya a implementarse de cara al futuro: "No todo el mundo verá esta prueba, y es posible que nunca lo ofrezcamos en general". No obstante, una buena acogida de esta prueba podía provocar un aumento de las tarifas de cara al fin de semana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?