¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Francia apuesta por un gobierno europeísta de conocidos pesos pesados

Macron y Philippe han sido poco arriesgados al repartir responsabilidades

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, junto a la bandera europea / ()

El primer Gobierno de Edouard Philippe (conservador de 46 años) bajo el presidente Emmanuel Macron (39 años) ancla los ministerios más importantes en pesos pesados del centro y la derecha moderada, pero también de la izquierda socialista. Hay paridad de género, algunos proceden de la sociedad civil, los más jóvenes en carteras de menor envergadura.

El socialista Jean Yves Le Drian (69), que ocupó Defensa durante el último quinquenio de François Hollande, será el nuevo jefe de la Diplomacia francesa en un Gobierno con caras muy europeístas pero no necesariamente jóvenes.

El alcalde de Lyon (69), el socialista y uno de los primeros colaboradores de Macron, será ministro de Interior. La centrista y eurodiputada Silvi Goulard (52), también una de las primeras políticas en acercarse al presidente de la República cuando empezaba su movimiento En Marche! ocupara Defensa y será la segunda mujer con esta responsabilidad ministerial en Francia.

PHILIPPE VOTÓ CONTRA LA TRANSPARENCIA

Los ministros han debido pasar varios filtros. Uno de ellos ha sido la Dirección General de Finanzas Públicas, otro la Alta Autoridad para la Transparencia de la Vida Pública, el organismo que controla el patrimonio de los funcionarios públicos en puestos de responsabilidad. Ambos han debido dar luz verde a todos los ministros. La ley francesa de transparencia prevé ya una verificación de la situación fiscal de estos cargos públicos, pero esta se efectuaba hasta ahora una vez nombrados, no antes, como ha impuesto Macron.

Esa ley para luchar contra los conflictos de intereses ( a raíz del ministro socialistas del presupuesto, Cahuzac que mantuvo una cuenta secreta en Suiza) fue impulsada y aprobada bajo el presidente Francois Hollande con el apoyo de socialistas y ecologistas, y la oposición de la derecha Los Repúblicanos , a la que pertenece el ahora primer ministro Philippe, que votó contra , aunque podría haberse abstenido como hicieron los centristas.

Los miembros del nuevo Gabinete deberán firmar además un “compromiso de honor de integridad y moralidad” , es decir prometen ejercer su función función gubernamental “de manera irreprochable”.

Economía y Finanzas recae en Bruno Le Maire, un conservador (de los Republicanos y ex ministro de Agricultura y de Europa con Nicolas Sarkozy), con inquietudes muy reformistas para Francia y mucho más radicales que las pretendidas por Macron.

Justicia será para François Bayrou (65), el centrista del partido Modem que cerró una alianza con Macron entre las dos vueltas de las presidenciales la segunda vuelta, fue dos veces ministro de Educación en Gobierno de la derecha y se presentó dos veces como candidato a la presidencia por un partido que aspiraba a lograr lo que ahora el presidente de la República.

Educación, el Ministerio con más presupuesto en Francia, es para Jean-Michel Blanquer, filósofo y científico no adscrito a ninguna corriente política y quien ocupó una dirección general en el mismo departamento hasta 2012.

Muriel Penicaud (62) será la ministra de Trabajo. Es una de las pocas personalidades que ha trabajado mucho tiempo en el sector privado, en grandes empresas, últimamente estaba al frente de Business France (la agencia nacional de internacionalización de la economía francesa). Penicaud tendrá una de las tareas menos gratas del Gobierno, la de llevar a cabo y rápidamente, la reforma laboral, a la que parte de los sindicatos ya han anunciado su oposición frontal,

El socialista y ex consejero de Hollande (62) para la cumbre del Clima, Nicolas Hulot irá a Ecología. Este hombre, que rechazó ocupar cargos ministeriales en la anterior legislatura, es quizá el mayor riesgo que corre el presumido Gobierno de “renovación” al que aspira Philippe . No sólo porque su mujer trabajó (en efecto) como su asistente parlamentario y sólo lo hizo público recientemente, sino porque sus postulados políticos se acercan más a la izquierda radical que a los del centro. Recientemente ha criticado el programa de Macron por ser muy poco exigente con la transición ecológica – apenas hay financiación para la introducción de renovables- y apenas menciona el abandono progresivo de la energía nuclear.

Richard Ferrand (54), socialista e iniciador del movimiento En Marche! junto a Macron se responsabilizará de la “cohesión de los territorios” ; y el portavoz del Gobierno ( y responsable de relaciones con la Asamblea) será otro colaborador socialista de Macron, Christophe Castaner (51), pero con categoría de secretario de Estado. Al frente de Cultura estará la editora Françoise Nyssen, quien dirigió la muy conocida Actes Sud.

Entre los más jóvenes, Marlène Schiappa, secretaria de Estado para la Igualdad, empresaria y escritora y fundadora de la asociación Maman travaille” (mamá trabajadora); Laura Flessel, doble campeona olímpica de Esgrima, será responsable de Deportes en una etapa en la que París aspira a los Juegos Olimpicos 2024: y Mounir Mahjoubi (33) se ocupará de la transición digital (Internet). Mahjoubi ha estado al frente de la campaña digital del partido En Marche, es uno de los pocos ministros con antecedentes de la inmigración (nació en Marruecos)y tiene además una de las biografías más interesantes: cuenta con una formación profesional como cocinero y un doctorado en Ciencias de la Soborna.

Cargando