¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Condenada la Junta de Extremadura por negligencias médicas en la muerte de una anciana

El Tribunal Superior de Justicia condena al Servicio Extremeño de Salud a indemnizar con casi 30.000 euros a la familia de una mujer de 77 años que falleció tras ser operada de un cáncer: los inspectores concluyeron que fue dada de alta de forma prematura y sin el seguimiento adecuado, apuntando también a la “escasez de personal un viernes”

Los inspectores destacaron la falta de personal al ser un viernes /

La Junta de Extremadura tendrá que indemnizar a una familia por el trato médico inadecuado que recibió una mujer de 77 años que falleció tras ser operada de un cáncer en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz en 2013. El Tribunal Superior de Justicia ha dejado en casi 30.000 euros la indemnización que el Servicio Extremeño de Salud debe abonar a la familia, después de que los inspectores constatasen que la anciana fue dada de alta demasiado pronto y que el seguimiento post operatorio fue “inadecuado”.

La mujer de 77 años falleció el diez de marzo de 2013 en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz. Había sido operada de un cáncer hepatobiliar sin grandes complicaciones, y fue dada de alta 24 horas después: falleció poco después víctima de un shock cardiogénico.

Fue el juzgado contencioso número uno de Badajoz el que condenó en primer lugar a la administración a indemnizar a la familia, haciéndose eco de varios informes de la Inspección Médica. Informes en los que se destaca que la operación transcurrió sin complicaciones pero que fue llevada a planta de forma “prematura”, apuntando a su “avanzada edad” y la reciente cirugía, añadiendo que todo “aconsejaba una vigilancia más estricta y continuada, al menos durante 48 horas” después de la operación.

El informe también destaca que “el seguimiento asistencial postquirúrgico en la planta fue inadecuado”, afirmando que “no se adoptaron las oportunas medidas asistenciales” y concluyendo que, si hubiese sido puesta bajo el cuidado del Servicio de Medicina Intensiva del centro, “tal vez, con las adecuadas medidas terapéuticas, hubiera podido sobrevivir”. Conclusiones refrendadas por otro informe complementario de la inspectora médica que unas adecuadas medidas terapéuticas “tal vez hubieran permitido la supervivencia de la paciente”. Un informe que también destaca que se trataba “de un viernes con la escasez de personal en el fin de semana” en el centro hospitalario de gestión pública.

Hospital Infanta Cristina de Badajoz / Servicio Extremeño de Salud

El juzgado tradujo estos informes en una condena a la administración extremeña, entonces con Luis Alfonso Hernández Carrón como consejero del ramo, de indemnizar a la familia con más de 74.000 euros a través de la aseguradora, y ahora es el Tribunal Superior de Justicia extremeño el que reduce la cantidad a casi 30.000 euros. Los jueces de la sección primera de lo contencioso poniendo encima de la mesa la “pérdida de oportunidad” de la paciente: las posibilidades de supervivencia que tenía antes de morir, y cómo y hasta qué punto la mala praxis médica pudo minorarlas.

La sentencia explica que tenía unas posibilidades de supervivencia de hasta el 40% tras la operación, y hasta de un 80% de fallecer tras padecer el problema de corazón que acabó con su vida, “por lo que consideramos procedente fijar la cuantía indemnizatoria en el 40% del total reclamado”, dejando la cantidad en menos de la mitad de lo fijado inicialmente por el juzgado.

Fuentes del caso también afirman que la familia no ha recurrido la sentencia, y también que la aseguradora ya ha consignado la cantidad establecida por la Justicia.

Cargando