¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ÚLTIMA HORAConcepción Espejel, apartada de los casos Gürtel y caja b del PP, presidenta de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional

La sanidad española, la 8ª mejor del mundo

España ocupa la octava posición en el ranking que sobre acceso y calidad sanitaria que ha elaborado la Fundación Bill y Melinda Gates. Es uno de los estudios más completos a nivel mundial ya que se ha evaluado a 195 países

España obtiene un sobresaliente en este ranking /

Este estudio, que ha publicado la revista The Lancet, se basa en el análisis de la mortalidad en 32 enfermedades y tiene en cuenta otros factores como la vacunación, la atención postparto y neonatal o la cobertura de salud universal. Los datos analizados comprenden un periodo de 25 años, desde 1990 a 2015, lo que permite saber cuál ha sido la evolución de la atención sanitaria en el mundo durante el último cuarto de siglo.

España ocupa el octavo puesto de clasificación obteniendo un sobresaliente, un 90 sobre 100 y empatando con Suecia, Noruega, Australia, Finlandia y los Países Bajos. Según el informe, el sistema sanitario español ha sumado más de 15 puntos en los últimos 25 años y supera a países de su entorno como Italia que suma 89, Francia con 88 y Alemania que obtiene 86. El ranquin de la primera edición del informe Impacto Global de la Enfermedad lo encabeza Andorra con 95 puntos, le siguen Islandia con 94 y Suiza que suma 92.

Los países con mejor sanidad del mundo / Fundación Bill y Melania Gates

España consigue la nota más alta posible, un 100, en el tratamiento de la difteria, el tétanos y el sarampión y 99 puntos en temas relacionados con el parto, el tratamiento neonatal y las infecciones respiratorias. Las notas más bajas las recibe la sanidad española en el tratamiento del cáncer de piel sin melanoma, un 74, las enfermedades biliares con un 72, la leucemia con 66 y el linfoma de Hodgkin, que sólo consigue 64 puntos.

Aumenta la brecha de la desigualdad sanitaria

El estudio destaca que entre 1990 y 2015 casi todos los países evaluados han mejorado su nivel de atención sanitaria pero, al mismo tiempo, han aumentado las diferencias y la brecha entre los que ofrecen mejor y peor atención ha crecido en estos 25 años. De los 195 países estudiados 167 aumentaron de forma significativa la calidad de su asistencia médica. Corea del Sur, Turquía, y China son los que más han mejorado y Perú, Maldivas y Etiopía los que han superado con creces las perspectivas de mejoras que se habían previsto.

Las regiones pero paradas del mundo son el África subsahariana y el sur de Asia. Por países, La República Centroafricana ocupa el último puesto de la lista con 29 puntos, le siguen Afganistán con 33, Somalia que suma 34 y Guinea-Bisáu 36. Haití, Chad, Guinea y Sudán del Sur empatan y cierran los puestos de cola con 38 puntos.

El informe, financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, demuestra también que no siempre tener un mayor desarrollo, una economía más fuerte o un PIB más elevado te sitúa desde el punto de vista sanitario por encima de otros países. Es lo que sucede, y el estudio llama la atención sobre ello, con países como Estados Unidos o Reino Unido. La primera potencia mundial suma 81 puntos, los mismos que Estonia y Montenegro.

Cargando