¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Audiencia Nacional obliga a Rajoy a declarar presencialmente en la Gürtel

  • Por dos votos a uno, el tribunal rechaza que el presidente del Gobierno declare como testigo por vídeo conferencia y le obliga a comparecer en la sesión del juicio el próximo 26 de julio a las 9:30 horas
  • Los magistrados aducen que los motivos alegados por Rajoy para declarar a través de un plasma no eran “consistentes” y debe acudir para no conculcar los principios de contradicción e inmediación
  • Solo le conceden que declare “en los estrados” laterales en lugar del banquillo habitual del juicio

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy / ()

La “comparecencia de los testigos ante el Tribunal siempre ha sido y es una comparecencia física” y las razones dadas por Rajoy para declarar por videoconferencia “ni son consistentes ni son causas de fuerza mayor”.

Los magistrados rebaten en su auto uno por uno, los motivos alegados por el presidente del Gobierno para declarar a través de un plasma. Dicen que comparecer en la sede judicial no implicaría un despliegue importante de recursos porque se encuentra a solo 18 kilómetros de la Moncloa.

Tampoco una seguridad desproporcionada, porque el lugar donde se celebra el juicio tiene más garantías que otros lugares públicos donde habitualmente se desplaza Rajoy, o incluso donde participa en mítines.

Por último, no puede excusarse en su apretada agenda, porque el tribunal le ha dado a elegir la fecha de la comparecencia.

Los magistrados recalcan que Rajoy no comparece como presidente del Gobierno sino como “un ciudadano español” en razón a los cargos que tenía en el PP cuando sucedieron los hechos que se juzgan, en un “acto ciudadano que se enmarca en la normalidad democrática y del estado de derecho”.

También destacan que podrían quebrarse los principios jurídicos de “inmediación y contradicción” si accedieran a la videoconferencia pretendida, debido a la “importancia de su declaración”, los conocimientos que pueda tener y datos que pueda aportar a la causa.

El tribunal solo hace una concesión a Mariano Rajoy. En lugar de declarar como testigo en el banquillo habitual del juicio de la Gürtel, podrá comparecer en los “estrados” laterales, donde suelen sentarse los abogados y fiscales. Con ello se evitará, con toda probabilidad, la fotografía de Mariano Rajoy sentado en el banquillo, con todos los acusados detrás.

La resolución ha sido adoptada por los magistrados Julio de Diego, que ha sido el redactor del auto, y José Ricardo de Prada, mientras que el presidente del Tribunal, Ángel Hurtado, ha emitido un voto particular discrepante. Además de suscribir los argumentos del presidente del Gobierno, Hurtado defiende que no deberían haberse ignorado los “muy notables efectos mediáticos y metajurídicos” que tendrá la comparecencia de un “tan significado testigo” en la sala de la Audiencia.

Cargando