¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿De qué depende la huelga en los puertos?

Patronal y sindicatos de la estiba buscan este jueves un entendimiento que garantice la paz social

Asamblea extraordinaria convocada el pasado 23 de mayo por los estibadores. / ()

El conflicto de la estiba aún no se ha resuelto. Patronal y sindicatos se reúnen este jueves para buscar un principio de acuerdo que cubra sus objetivos clave y evite la huelga. Aún hay tres días convocados a partir del lunes. En los cinco anteriores los sindicatos renunciaron a ejercerla después de que las empresas del sector votasen y confirmasen la plena capacidad de la patronal Anesco para negociar un convenio colectivo de ámbito estatal, cuestionada por algunas de ellas.

La semana pasada el líder sindical Antolín Goya, de la Coordinadora de Estibadores Portuarios, se mostraba esperanzado con esta nueva ronda negociadora: "Parece que esto coge un camino que pudiera ser menos complicado que lo previsible. Ojalá sea así. Pero tampoco lo tenemos confirmado". Fuentes próximas a la negociación vinculan el mantenimiento de la paz social sobre todo al talante con que acuda a la mesa la patronal. Si los sindicatos ven que se abre la vía a un acuerdo definitivo podrían optar de nuevo por renunciar a la huelga para facilitar la negociación. Aunque luego cueste aún cerrar los flecos pendientes.

Cuestiones clave

Los estibadores quieren que las empresas que ahora les dan trabajo en las Sociedades Anónimas de Gestión de Estibadores -que van a desaparecer- se integren en los nuevos Centros Portuarios de Empleo y garanticen el puesto de todos los estibadores actuales, no prejubilables, con la subrogación de sus contratos. Y es que ahora las empresas de estiba podrán ir por libre y buscar su mano de obra por otras vías.

La patronal Anesco dice que quiere alcanzar acuerdos, pero que es un "proceso complejo". Pide a los sindicatos que confirmen el recorte de sueldo del 10% que ya habían ofrecido. Y quiere para las empresas plena capacidad de organizar el trabajo. Hasta ahora, los estibadores fijaban en muchos casos el número de empleados para cada tarea.

Las empresas también pedían dinero público para subvencionar los contratos de los estibadores actuales, más caros. Pero el gobierno les ha dicho que no.

Prácticas

Otra cuestión clave es cómo se regula quien podrá ser estibador en el futuro. "Es un tema que entendemos absolutamente esencial. Ponernos de acuerdo -dice Antolín Goya- en cómo se va a articular todo ese proceso formativo del certificado de profesionalidad, las horas prácticas". De ello depende la seguridad en los puertos, argumenta. Pero las fuentes consultadas inciden también en la capacidad de influencia de quienes controlen las 660 horas de prácticas en un puerto que establece el borrador de Reglamento para obtener el citado certificado de profesionalidad.

Europeos con experiencia

Mientras no se apruebe ese reglamento, y puede tardar meses, no pueden entrar estibadores sin experiencia previa. Pero sí los que acrediten cien jornadas de trabajo de estiba dentro de la Unión Europea antes de la entrada en vigor del decreto ley ya aprobado. Y será Puertos del Estado quien las certifique, nos dice este organismo. Es decir, pronto podríamos ver estibadores europeos trabajando aquí.

Cargando