¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Huelga en los puertos a partir del lunes

El desacuerdo con la patronal lleva a los sindicatos a realizar la primera huelga en el conflicto de la estiba

Un grupo de estibadores apoya a los miles de taxistas procedentes de toda España que se han manifestado en Madrid. / ()

Menos de dos horas de reunión de patronal y sindicatos de la estiba han puesto en evidencia la distancia entre sus posiciones, la imposibilidad de avanzar hacia un acuerdo a corto plazo y vuelve a activar la convocatoria de huelga, con una primera jornada de paros el lunes 5 de junio.

Más información

Los sindicatos quieren que las empresas se comprometan, antes que nada, a garantizar el empleo de los estibadores actuales. "Una negociación colectiva, que es lo que está en marcha -explican los sindicatos- se plantea entre unas empresas y sus trabajadores. Y eso es lo primero que hay que definir: que nosotros somos los trabajadores de estas empresas”.

La patronal Anesco explica en un comunicado que quiere negociar de forma simultánea un acuerdo marco de ámbito estatal que recoja las mejoras de competitividad y la garantía de empleo que exigen los sindicatos y acuerdos sobre las mismas materias en cada uno de los puertos implicados.

La representación empresarial sostiene también que los sindicatos van más allá de sus planteamientos iniciales al exigir ahora la garantía de empleo de “todos los trabajadores presentes y futuros… a perpetuidad”. Que su propuesta es de “contenido extenso y complejo” y pide tiempo para “estudiarlo detenidamente y en su caso proponer alternativas”.

Planteamientos irreconciliables de momento. El líder de la Coordinadora de Estibadores, Antolín Goya, decía tras la reunión: “Anesco falta a su palabra y no se compromete a la subrogación. Nos sentimos engañados”. Este sindicato, mayoritario en el sector, argumenta que “la única herramienta legal que les queda a los trabajadores para que las empresas asuman el principio de acuerdo dialogado es ejercer el derecho a la huelga que ya estaba convocada”. Están ya programados paros el lunes, miércoles y viernes de la próxima semana, y tienen previsto convocar nuevas jornadas de huelga para las semanas sucesivas.

Impacto

La patronal “lamenta” que los sindicatos opten por las medidas de presión y su “importante impacto en la economía nacional”.

En paralelo Anesco “solicita” al Ministerio de Fomento que adopte medidas para que se pueda solucionar el conflicto, sin aclarar a qué ámbito se refiere. A finales de marzo patronal y sindicatos habían alcanzado un acuerdo en el que Anesco pedía ayudas públicas para asumir el sobrecoste que atribuye a los estibadores actuales respecto a los futuros.

Que negocien ellos

Pero el Ministerio de Fomento no abre esa posibilidad. Su titular, Íñigo de la Serna, sostiene que el gobierno ya ha hecho en este asunto “todo lo que tenía que hacer y más”. Y que “ahora la responsabilidad está única y exclusivamente en que patronal y sindicatos alcancen un acuerdo”. No tiene ningún sentido –sostiene- que participe ningún otro agente.

Para el Ministro, la principal obligación del gobierno ahora es velar por que se cumplan los servicios mínimos. Lamenta, como la patornal, los efectos económicos que puede tener la huelga, “que pueden prolongarse más allá del momento en que cese el conflicto”, añade.

La mesa de negociación constituida este jueves no se cierra. Pero no está previsto que se reúna antes del lunes. Según el líder sindical Antolín Goya sólo una comunicación de la patronal antes de esa fecha, cambiando radicalmente su posición actual, podría llevar a que los sindicatos renunciasen una vez más a la huelga.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?