¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MADRID FUTURA, EN DIRECTOEl centro de Madrid cambia, ¿estás preparado?

Estados Unidos contamina más que toda Europa junta

El acuerdo ratificado en Paris, de ahí su nombre, por 147 países tenía como fin reducir tanto las emisiones contaminantes como el calentamiento global en dos grados para volver a niveles previos a la revolución industrial

Estados Unidos contamina más que toda Europa junta / ()

La decisión de Estados Unidos puede provocar un socavón importante en el programa de recorte de emisiones contaminantes en el mundo. Para contrarrestar este anuncio de retirada, China y la Unión Europea han aunado esfuerzos para controlar los daños que puede provocar la salida de Estados Unidos del club.

Para los chinos, el cambio climático es un reto global, no algo que un país individualmente pueda ignorar. La salida de Estados Unidos del acuerdo va a hacer mucho más difícil evitar el aumento de las temperaturas ahora y a largo plazo, ya que Estados unidos es el segundo mayor emisor de dióxido de carbono del planeta según las cifras que maneja la Comisión Europea, solo por debajo de China. En el año 2015, ellos solos emitieron 5.1 kilotones de dióxido de carbono, más que los 28 países de la Unión Europea combinados y una cifra que lo sitúa en la sexta mayor de las emisiones globales.

Obama había hecho innumerables esfuerzos durante su administración para reducir las emisiones norteamericanas en un intento de evitar una catástrofe provocada por el cambio climático. Pero desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha firmado ya varias órdenes ejecutivas facilitando las minas de carbón y para quitar el plan de acción por el cambio climático de Obama del año 2013. Incluso ha rechazado públicamente aceptar las teorías científicas en las que se basa el cambio climático.

El acuerdo de París, consensuado en diciembre del 2015 y ratificado un año después, establecía como objetivo el reducir en dos grados el calentamiento global y cada país podría establecer sus objetivos nacionales como mejor les viniera a la hora de cortar esas emisiones.

El coste para Estados Unidos y el resto del mundo de la decisión de hoy se verá a largo plazo en el impacto que eso tendrá en las futuras generaciones y en la conservación y preservación del planeta. Aumento del nivel del mar, inundaciones, desaparición de ciudades costeras, extinción masiva de especies, sequías, crisis migratorias, catástrofes medioambientales y aumento de la temperatura global.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?