¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SER y estar bien

Estás cocinando demasiado las verduras... y no lo sabes

Es difícil encontrar el equilibrio entre el punto de cocción que las hace más digestivas y la pérdida de nutrientes que se da al tenerlas demasiado tiempo al fuego.

Comer verdura es cordura, las espinacas, cómelas a sacas, con huerta y verduras, alejas la sepultura, un poco de algo y mucho tomate y no habrá quien te mate... el refranero español se ha esforzado mucho en que nos quede claro: comer verdura es sano, es fundamental.

Quizás faltó uno: la acelga con sangre entra, porque no han sido pocos los que cuentan con terror que tuvieron que enfrentarse al mismo plato mañana, tarde y noche (durante varios días, en algunos casos) bajo la amenaza de no probar otra cosa hasta que se las terminaran. Lo que nadie nos adviritió es que si esas acelgas (previsiblemente blandas) habían estado cociendo en agua durante 30 minutos, era más que probable que sus vitaminas y minerales acabaran en el desagüe de la tubería nadando libres hacia un futuro incierto.

Esta semana en Mañana Empiezo de Podium Podcast hemos querido aprender las claves para cocinar de manera saludable porque, si bien sabemos lo importante que es lo que comemos, no nos queda tan claro cómo hay que cocinarlo.

En esta ocasión, la bióloga y chef Elena Carrió, en uno de sus cursos de cocina saludable explicó que "aparte de tomar más alimentos crudos, que es importante, con las verduras las cocciones tienen que ser muy cortas, de muy pocos minutos. Cuanto más cocinemos los alimentos más nutrientes destruimos".

A pesar de que nuestra cocina nos ha acostumbrado a comer la mayoría de los vegetales blandos, lo ideal es comerlos al dente, de tal forma que en el plato se nos presenten con un color intenso, crujientes y mucho más sabrosos. No hay que olvidar que al cocerlos, muchos de esos nutrientes se quedan en el agua por lo que es preferible hacerlas al vapor o en el microondas.

  • Espinacas: Unos 3 minutos en agua hirviendo. También podemos probar a cocinarlas con un golpe de sartén y evitar así que queden demasiado blandas.
  • Espárragos trigueros: Lo ideal es cocinarlos a la plancha o al vapor, y en ambos casos bastará con unos 2 minutos.
  • Brócoli: 5 minutos en agua hirviendo, 7 si lo hacemos al vapor
  • Calabacín: A la plancha bastará con 5 minutos, al horno serán necesarios 5 minutos más.
  • Acelgas: 5 minutos en agua hirviendo, 7 si lo hacemos al vapor
  • Coliflor: 10 minutos
  • Zanahorias (cortada en trozos): Unos 5 minutos en agua hirviendo
  • Judías verdes: 5 minutos en agua hirviendo, 7 si lo hacemos al vapor
  • Pimientos: Conseguiremos que esté al dente con 5 minutos a la plancha
  • Calabaza: 10 minutos

Sigue a Mañana empiezo en Facebook y en Twitter, suscríbete al programa en iTunes o iVoox y descárgate la aplicación de Podium Podcast para iOs o Android.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?