¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El testimonio de Comey centra en Donald Trump la investigación de la trama rusa

El exdirector del FBI cree que no le corresponde a él determinar si el comportamiento del presidente de EEUU puede ser delictivo, pero ha entregado un informe detallado de sus conversaciones a Robert Mueller, el fiscal especial de la investigación

El exdirector del FBI James Comey declara ante el Comité de Inteligencia del Senado de EEUU sobre la trama rusa. / ()

La comparecencia duró casi tres horas y James Comey tuvo cuidado en no acusar directamente al presidente de obstrucción a la justicia. Pero explicó con detalle todas sus conversaciones con Donald Trump que evidencian, según su relato, una interferencia constante, incluso antes de ser investido presidente.

La presión de Trump empezó cuando le pidió lealtad a cambio de conservar su puesto, según interpretó Comey. Continuó cuando le sugirió que cerrara la investigación sobre Flynn, el exasesor de seguridad nacional que cesó tras mentir sobre sus conversaciones con el embajador ruso. Aumentó cuando le llamó para pedirle que dijera públicamente que Trump no estaba siendo investigado. Y culminó con su despido, sorpresivo y fulminante, hace justo un mes.

Comey acusó a Trump y a su administración de mentir y difamar, tanto a él como al FBI. Ante el Comité de Inteligencia del Senado explicó que documentó en detalle todas sus conversaciones con Trump porque le parecían "inquietantes" y temía que el presidente mintiera sobre ellas. Por eso le ha pedido que, si tiene grabaciones de sus encuentros, las haga públicas.

Comey reconoció que filtró a la prensa algunas de sus notas personales, sin revelar información clasificada, con el objetivo de acelerar el nombramiento de un investigador independiente. Una revelación que el círculo del presidente ya ha empezado a criticar.

Trump manda a su equipo a responder a Comey

Ni un tuit este jueves. Donald Trump ha dejado la respuesta a Comey en manos de su equipo más cercano. Su abogado personal, Marc Kasowitz ha resaltado lo que Trump ha dicho desde el principio: que el presidente no estaba siendo investigado. Al menos con Comey como director de la agencia de Inteligencia. Masowitz asegura que Trump nunca ha intentado perjudicar la investigación sobre la trama rusa y niega que le pidiera que cerrara el caso Flynn.

El presidente de la Cámara, el republicano Paul Ryan, ha defendido al presidente alegando que cualquier incumplimiento del protocolo institucional es debido a la "inexperiencia política" de Trump y no a una intención deliberada.

La líder minoritaria de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, asegura que el testimonio de Comey evidencia un "patrón de Trump por despreciar a la justicia" y pide que se llegue al final de la investigación para saber el alcance del espionaje ruso en las elecciones.

Posibles consecuencias de la comparecencia de Comey

La comparecencia de Comey no ha destapado ninguna evidencia legal sobre la actuación de Trump pero por primera vez su conducta está en el centro de la investigación, al menos de este comité del Senado.

Comey no tiene ninguna duda sobre la interferencia de Rusia en las elecciones aunque no ha aportado datos nuevos sobre el espionaje ni sobre la supuesta colusión con el entorno del presidente porque es información clasificada. Aun así sus acusaciones siguen dañando a un presidente que no lleva ni cinco meses en el cargo.

La del Comité de Inteligencia del Senado es una de las cinco investigaciones que están en marcha. Hay otra en el Comité Judicial del Senado, otras dos en los comités de Inteligencia y Vigilancia de la Cámara de Representantes, y una quinta que está llevando a cabo el Departamento de Justicia con la figura independiente de Robert Mueller, exdirector del FBI, al frente. Él será el encargado de definir si la actuación de Trump es constitutiva de delito o no. Comey le ha entregado un dossier con sus notas personales sobre los encuentros y llamadas que ha mantenido con el presidente. Mueller determinará si la conducta de Trump viene dada por la ingenuidad y el desconocimiento de los canales políticos o si hubo una intencionalidad con un objetivo delictivo. Mueller decidirá si Trump debe ser acusado de obstrucción a la justicia y abrir así la puerta a la caída del presidente o si deja el caso en la mera interpretación del exdirector del FBI, James Comey.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?