¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los partidos se juegan su financiación

El Socialista (PS) podría entrar en quiebra

Líder Partido Socialista (PS) Hamon. /

Las legislativas representan un reto financiero para los principales partidos políticos. Porque la ayuda pública que el Estado vierte anualmente a las formaciones políticas durante el quinquenio completo que dura la legislatura depende del resultado electoral en votos y en escaños. Para empezar, aquéllos partidos que han logrado al menos el 1% de los sufragios exprimidos en un mínimo de 50 circunscripciones, obtendrán una subvención de 1,42 euros por voto. Para que esta ayuda no se recorte deberán respetar la regla de la paridad de género.

La segunda parte de la subvención sólo concierne a los partidos que cumplen la primera premisa. Se calcula proporcionalmente al número de parlamentarios, diputados y senadores que concurren por sus siglas. Un candidato elegido aporta a su formación 37.280 euros.

La suma de las subvenciones públicas a los partidos se elevó a 63,1 millones de euros en el último ejercicio de la legislatura (2016) que se se reparte en 28,8 millones para la primera fase y 34,3 para la segunda. El Partido Socialista (PS) que obtuvo mayoría absoluta en la Asamblea Nacional se benefició de 25 millones, por delante de Los Republicanos (LR) y del Frente Nacional (FN) que con solo dos diputados obtuvo 5,1 millones.

Si los pronósticos se cumplen y el PS sólo obtiene una veintena de diputados, arriesgará su quiebra financiera. La République en Marche (LReM), el rebautizado movimiento de Macron, ausente en anteriores comicios y que nunca ha recibido subvenciones, será el gran beneficiado de la contienda electoral.

Cargando