¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Guindos atribuye a la fortaleza de la economía que el rescate del Popular no haya tenido más consecuencias

El ministro de Economía señala a los mecanismos europeos de rescate como únicos responsables del proceso de compra del banco “inviable” por el Santander

De Guindos, sobre Popular: "Algo debe de haber fallado" / EUROPA PRESS

La intervención del ministro Luis de Guindos ante la Comisión de Economía del Congreso para dar cuenta del proceso de resolución del Banco Popular, que la semana pasada fue comprado por un euro por el Banco Santander por sus problemas de liquidez, ha tenido dos caras. Por un lado, el ministro de Economía ha señalado a los mecanismos europeos de rescate como únicos responsables de las decisiones que se sucedieron a lo largo de todo el episodio, compra final incluida. Por otro lado, Guindos ha atribuido a la situación actual de la economía española el hecho de que la caída del Popular no se haya contagiado al resto de bancos o al país.

En su intervención inicial, Luis de Guindos ha hecho un relato cronológico del desplome del banco, detallando la espiral de problemas de gestión, caídas en el valor de la acción y rebajas de la nota de la entidad por parte de las agencias calificadoras que, de acuerdo con la narración del ministro, llevó a que “en la última semana, el Popular hubiese perdido el 50% de su valor” en bolsa y que, por ello, el martes día 6 de junio “el Banco Central Europeo declarase la inviabilidad por problemas de liquidez del Popular”. Es, como destacaba de Guindos, “la primera vez desde la puesta en marcha del mecanismo único en que ha tenido que activarse el proceso de resolución de una entidad”.

De Guindos ha enfatizado en que todo el proceso ha estado en manos del BCE y de la Junta Única de Resolución, es decir, de los mecanismos europeos. También la venta del Popular a Santander por un euro, una decisión –para el ministro- “consistente con los principios que debe tener todo proceso de resolución: que los accionistas y los acreedores sean los primeros en soportar las pérdidas, y que ninguno de ellos soporte mayores pérdidas de lo que habría supuesto una resolución mediante concurso de acreedores”. De Guindos ha explicado que la decisión final se tomó tras un procedimiento “abierto, transparente y neutral”, por el que se contactó con las cinco entidades que ya habían mostrado interés en hacerse con el Popular; de ellas, dos pasaron a la fase de firmar el acuerdo de confidencialidad, y finalmente ganó la subasta Santander, entre otras cosas “garantizando la liquidez necesaria al banco para operar desde el mismo día de la resolución, con lo que las sucursales del Popular pudieron abrir sus puertas el miércoles [el día siguiente]”.

De Guindos dice que "ningún depositante se ha visto afectado" por el Popular / ATLAS

Aunque para el ministro lo mejor es hacer este tipo de operaciones “a lo largo de un fin de semana”, explicó que “el rápido deterioro de la liquidez del popular precipitó todo y hubo que actuar en una noche”. En todo caso, las decisiones tomadas han sido para él mejores que “la alternativa, que habría sido no abrir el banco y declarar un concurso de acreedores al día siguiente, con los retrasos e inseguridades que habrían traído” para los depositantes, entre los que hay –ha recordado el ministro- más de un millón de hogares españoles. El balance que hace de Guindos es así positivo: “se han cumplido las reglas; era la primera vez que se aplicaba el procedimiento de resolución, y se ha hecho con éxito”.

Por otro lado, el ministro se ha esforzado en enfatizar que todo este episodio no ha afectado ni al resto de bancos ni al conjunto de la economía española gracias a “los sólidos fundamentos” con los que cuenta ahora esta última, según su relato, y el resto del sistema financiero español. “Gracias a todos estos factores, el episodio se ha resuelto de forma ágil y eficaz” recapitulaba de Guindos, “sin comprometer ni un solo euro de recursos públicos ni presentes ni futuros; por eso no ha habido contagio entre el riesgo financiero y el soberano [no ha subido la prima de riesgo] ni a otras partes del sistema financiero español”. El ministro no ha hecho ninguna alusión durante esta primera intervención a la situación de Liberbank, que la semana pasada cayó muy fuerte en bolsa tras la operación de compra del Popular.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?