¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¡Di adiós al aire acondicionado! Cómo mantener fresca tu casa este verano

Hay vida más allá del aire acondicionado

Hay vida más allá del aire acondicionado. /

Desde hace ya varios días, España está sumergida en una ola de calor impropia para la fecha en la que nos encontramos, tal y como ha reconocido la Aemet. Un total de 22 provincias registran avisos amarillos (riesgo) y naranjas (riesgo importante) debido a temperaturas que superan los cuarenta grados.

Por esa misma razón, cada vez son más los hogares que apuestan por el aire acondicionado para hacer frente al duro verano que se nos presenta. Dado que utilizar este electrodoméstico de forma ininterrumpida a lo largo de todo el día puede disparar la factura de la luz, no se recomienda tener encendido a todas horas este dispositivo. Por esa misma razón, te ofrecemos varios consejos para mantener fresco el hogar.

Apaga el aire acondicionado y controla puertas y persianas

Se estima que un 30% del calor que entra en las habitaciones lo hace a través de las ventanas. Por esa misma razón se recomienda bajar las persianas, sobre todo entre las 12 y las 16 horas, cuando los rayos solares llegan más verticalmente y la radiación es más intensa. Cerrando las persianas durante las horas centrales del día conseguirás sombrear la casa y bloquear el calor del sol.

Gracias a esta acción podrás llegar a bajar la temperatura de tu habitación hasta seis grados. Recuerda que aquellas habitaciones cuyas ventanas estén orientadas hacia el sur y el oeste serán las que más calor reciban por la posición del sol. Por lo tanto, hay que dedicarle especial atención a estas.

En lo que respecta a las puertas del interior de los domicilios, se recomienda dejarlas abiertas por las noches para refrigerar. Si bien es cierto que las temperaturas por la noche están siendo extremadamente altas, de entre 20 y 22 grados, gracias a esta acción podrás crear un agradable clima gracias a esta acción.

Cómo refrescar la casa sin la necesidad del aire acondicionado

Los aparatos eléctricos generan mucho calor. Por eso mismo se recomienda tenerlos apagados siempre y cuando no los utilices. En la cocina, evita utilizar tanto el lavavajillas como la lavadora en las horas más cálidas del día, puesto que cargan el ambiente con el calor de los aparatos. Cuidado a la hora de enchufar estos electrodomésticos al anochecer, puesto que provocan mucha humedad en el ambiente, provocando el aumento de la sensación térmica. Evita también el vapor, pues subirá la temperatura de tu hogar cada vez que cocines, planches o te duches con agua caliente.

Si todavía no has conseguido refrescar tu vivienda, prueba a ponerte un paño frío o húmedo en aquellas zonas del cuerpo donde las pulsaciones sean más fuertes. Algunas de las partes más adecuadas para hacer esto son las muñecas y el cuello, donde notarás el resultado de inmediato. Por último, cambia la ropa de cama. Apuesta por sábanas de algodón puesto que esta fibra te dejará transpirar el espacio existente entre tu cuerpo y el colchón.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?