¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Gobierno quiere que Puigdemont se someta a una votación

  • Desde la Moncloa recuerdan al president que él "no puede decidir el formato parlamentario de su comparecencia" y "menos aún poner obstáculos" a que haya una votación del resto de formaciones políticas
  • Rajoy y su equipo piensan que Puigdemont teme un rechazo como el que sufrió el plan Ibarretxe en el Congreso
  • La decisión está ahora en manos de Ana Pastor pero desde el Ejecutivo insisten en que su proyecto debe someterse al examen del resto de partidos y, por eso, piensan pedir apoyo al resto de fuerzas constitucionalistas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abandona el Congreso tras el debate de la moción de censura / ()

El Gobierno ha respondido a Carles Puigdemont poniéndole los puntos sobre las íes. Ha querido dejarle bien claro que si viene al Congreso, él "no puede condicionar ningún formato parlamentario relativo a su comparecencia" porque eso es algo que debe decidir la Cámara. Y, además, le ha dicho que tampoco puede "poner obstáculos a que haya una votación" del resto de formaciones políticas porque es así como los legítimos representantes de la soberanía nacional expresan su posición sobre los asuntos que afectan al conjunto del pueblo español.

Esas son las dos ideas claves del comunicado que ha enviado esta tarde la Moncloa. Un texto en el que también se resalta que la rectificación del president llega una semana después de anunciar la fecha y la pregunta del referéndum unilateral que el Govern ha decidido celebrar el 1 de octubre. Algo que para Mariano Rajoy es"una errática postura".

En el Ejecutivo creen que lo que le pasa a Puigdemont es no quiere vivir un rechazo como el que sufrió el plan Ibarretxe. Han leído su carta y les parece que su intención es acudir a Madrid a dar una conferencia. Consideran que eso es "intolerable" y le retan a que venga a presentar su proyecto y se someta al examen del resto de los partidos.

Además, los que rodean a Rajoy nos cuentan que ahora Ana Pastor se va a encargar de este tema. Ella lo pondrá en manos de los servicios jurídicos. Habrá que buscar una fórmula. Ahora la pelota está en su tejado y habrá que mover ficha.

Comentan que el president de la Generalitat podría comparecer, a petición de un grupo, como experto ante la Comisión Constitucional. Pero para el Gobierno es importante que si se habla de independencia, haya votación. Les parece "fundamental". Así que ahora lo mismo activan ese frente común de partidos constitucionalistas, apelando a la responsabilidad de PSOE y Ciudadanos que se forme ese frente común.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?