¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Héroes y supervivientes del incendio de Portugal

El fuego ha acabado con la vida de más de 60 personas en Portugal, pero también ha dejado historias de supervivencia como la de Tania que metió a su familia en un depósito de agua salvándoles la vida

FOTOGALERÍA | Las imágenes de la lucha contra el fuego en Portugal / ()

Cada tragedia, cada drama, hace florecer también lo mejor del ser humano. El lado valiente que brota cuando el miedo aflora, cuando nuestras vidas comienzan a verse amenazadas. Una de las historias heroicas que nos deja el terrible incendio de Portugal, que ha matado a más de sesenta personas, es la de Tania Ferreira. Esta técnica forestas de 37 años ha contado en La Voz de Galicia cómo salvó la vida de su familia al paso de las llamas por Pobrais.

Al verse rodeada por las llamas, Tania metió a su hermana en un depósito de agua. “Mi padre no quería entrar, así que le empujé dentro”, explica la mujer en un breve pero emocionante vídeo. Ferreira pensé, en ese momento, que dentro del agua estarían a salvo o que, al menos, era su mejor opción para sobrevivir.

El rato que Tania, su padre, su madre y su hermana pasaron allí debió parecer eterno. Cuando las llamas pasaron por encima la familia se sumergió en el agua intentando mantener la calma para consumir el menor oxigeno posible. Cuando las llamas pasaron la familia Ferreira salió del depósito y vieron que no quedaba nada, el fuego lo había arrasado todo. Pronto se encontraron con otros vecinos y juntos llamaron a Emergencia para pedir que fuesen a por ellos. “No queríamos que viniesen los bomberos, lo que queríamos era que alguien viniese a por nosotros porque el fuego seguía a nuestro alrededor”. Tania y su familia han conseguido sobrevivir gracias a la iniciativa desesperada de esta mujer que buscó en el agua cobijo ante las llamas.

También la familia Céu salvó su vida sumergiéndose en el agua de un pequeño tanque junto a otras diez personas. “Como mi madre no podía subir me dijo que la dejara morir en el suelo”, relata María Céu a LaSexta. María metió a su familia en el tanque ayudando a los más mayores de la aldea mientras los jóvenes que iban echando agua por encima para evitar el calor que les quemaba los brazos. Por suerte, en este caso, el fuego pasó cerca y han conseguido sobrevivir mientras el fuego en Pedrogao Grande ha dejado decenas de muertos.

Otra de las historias de supervivencia que deja este trágico incendio es la de Luis Antes, un empleado de banca de 55 años que se encontraba en Vila-Facaia visitando a su hermano. Era un sábado tranquilo cuando vieron que el avance del fuego empezaba a amenazar sus vidas. Cuando vieron que había que huir decidieron coger sus coches y escapar. Pero los hermanos Antes acabaron atrapados en la carretera de la muerte, la Nacional 236 en la que han muerto treinta personas atrapadas por el fuego. Y esa parecía ser la suerte de los hermanos. "Toda la zona fue engullida por el fuego en tan solo diez minutos. Tratamos de ir hacia un lado y luego hacia otro, pero las llamas estaban por todas partes", relata Luis en El País. La decisión de los hermanos fue jugársela. Luis dejó su coche, se metió en el de su hermano y pisaron el acelerador cruzando el humo y las llamas. “Avanzamos uno o dos kilómetros”, relata Luis. Y tuvieron suerte. Cruzaron las llamas y finalmente salieron del humo y las llamas y consiguieron sobrevivir.

Cargando