¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mandan a casa a un chico por llevar pantalones cortos y vuelve con un vestido

A Joey Barge no le dejaron llevar pantalón corto a la oficina y decidió vestirse como sus compañeras

El joven publicó varias fotos contando lo ocurrido. /

Muchas oficinas y empresas marcan unos estrictos códigos de vestimenta que sus trabajadores han de seguir y que están desatando una revolución. En ciertos sitios, está permitido que las mujeres vistan con vestidos y pantalones cortos pero no se aprueba el uso de pantalones cortos en los hombres.

Esto es lo que le pasó a Joey Barge, un joven de 20 años de Buckinghamshire (Reino Unido) que acudió al trabajo en pantalón corto un día cuya temperatura superaba los 30º y le mandaron ir a casa a cambiarse de ropa. El joven publicó un tuit antes y después de lo ocurrido, dando a conocer su problema por las redes.

Apareció con un vestido

A modo de protesta, Barge decidió ponerse un vestido y volver a su lugar de trabajo. Tras contar toda su historia y subir varias fotografías a la red, su historia ha llegado a los medios británicos.

En una entrevista en el periódico Daily Mail, el joven contó la reacción de sus compañeros de trabajo al aparecer con el vestido puesto: "Me preguntaron si no iba demasiado colorido y si no quería ir a casa a cambiarme, porque nos iban a dejar utilizar pantalones cortos debido a mi protesta". A lo que añadió:  "Les dije que no, que estaba encantado de quedarme así".

Al parecer, el joven informó en su cuenta de Twitter que gracias a su protesta había logrado una pequeña mejora, consiguiendo que sus superiores admitieran el uso de pantalones masculinos 3/4 o piratas.

Este caso se suma a una larga lista donde cada vez son más las personas que se quejan a través de las redes sociales con el fin de buscar soluciones y hacerse oír a nivel internacional.

No ha sido el único en alzar la voz

En Francia, un grupo de conductores de una empresa de transporte de Nantes han reivindicado el mismo derecho que el joven británico al no poder acudir a sus puestos de trabajo en pantalón corto.

Los miembros del sindicato CFDT (Confederación Francesa Democrática del Trabajo) han decidido protestar contra esta norma utilizando una prenda que sí entra dentro de lo permitido: la falda. El Sindicato ha lanzado este jueves una propuesta formal a la dirección.

"Durante las olas de calor, detrás de nuestros parabrisas alcanzamos temperaturas cercanas a los 50 grados. Las conductoras pueden usar una falda, pero no los hombres", ha explicado un portavoz del sindicato a la radio francesa France Bleu.

Cargando