¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Una conocida bloguera francesa muere tras la explosión de un sifón de cocina

El Instituto Nacional del Consumo de Francia ya había advertido sobre los riesgos de usar sifones de la marca Ard'Time

Imagen del tipo de sifón que ha explotado en Francia. /

La bloguera francesa Rebecca Burger, de 33 años, ha muerto este jueves en su casa de Mulhouse, al este de Francia, después de que explotara el sifón de cocina con el que estaba preparando una crema chantilly. Según la información de la policía recogida por la agencia AFP, la explosión le causó heridas mortales en el pecho.

Rebecca Burger, autora del blog Rebecca B, especializado en gastronomía, fitness y viajes, contaba con más de 180.000 seguidores en Instagram. Su familia, de hecho, ha confirmado la noticia mediante un comunicado en esta misma red social.

Según AFP, en Francia ya se habían producido accidentes similares, pero ninguno tan grave. El Instituto Nacional del Consumo (INC), de hecho, ya había advertido sobre los riesgos de ese mismo modelo de sifón, de lamarca Ard'Time, cuya cabeza de plástico, por lo visto, no resiste correctamente la presión ejercida por el gas.

¿Son peligrosos los sifones?

Muchos cocineros se han manchado alguna vez, al salir la mezcla disparada, pero es muy raro que un sifón profesional dé problemas de este tipo. La marca más extendida en España es iSi, de fabricación austriaca y con un precio algo por encima de los 100 euros. Todos los cocineros consultados hasta ahora por la Cadena SER aseguran sentirse muy seguros con ellos. Incluso reconocen haberlos sometidos tanto mucho calor o mucho frío, sin haber tenido jamás ningún problema.

Así funciona un sifón. / ISI CULINARY

Paco Roncero, chef de La Terraza del Casino, habitualmente también usa los sifones iSi, pero explica que una vez, durante un trabajo en China,  sí tuvo un pequeño percance al calentar los sifones "sin marca" que les proporcionaron allí: "Eran de dudosa calidad, pero es lo que nos dieron y no sabíamos que podían reventar al calentarlos". La cocinera canaria Patricia Montes apunta que ahora el debate es si el accidente se debe al material en sí o a una incorrecta manipulación, pero en todo caso señala que "nunca usaría un sifón con tapa de plástico".

Los sifones sirven para convertir las cremas en espumas, introduciendo aire a presión gracias a unas cargas de gas (carbónico o de óxido de nitrógeno, en función de qué se quiera preparar), similares a las de una pistola de aire comprimido.

Popularizados en su día por Ferran Adrià y sus platos de elBulli, los sifones se han convertido en una herramienta muy utilizada en la cocina de los restaurantes y, cada vez más, también en los hogares españoles. De hecho, alguna cadena de supermercados ha llegado a lanzar ofertas de sifones por 31,95 euros.

En los últimos años sí se han dado en España varios accidentes relacionados con el uso de ollas a presión. Hace poco más de un mes, una cocinera resultó herida en un restaurante de Zamora. Y en 2013 la explosión de una olla industrial en la Escuela de Hostelería de Leioa (Vizcaya) dejó cinco heridos.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?