¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un piloto venezolano se rebela contra el gobierno de Nicolás Maduro

  • Óscar Pérez, un piloto venezolano, sustrajo un helicóptero, tiró dos granadas contra el Tribunal Supremo de Venezuela
  • Grabó un mensaje en el que llama al levantamiento popular contra Maduro, que respondió con la amenaza de la lucha armada

Un helicóptero de la policía ataca a balazos el Tribunal Supremo. / ATLAS

Las imágenes muestran un helicóptero sobrevolando el Tribunal Supremo de Justicia venezolano en medio de ruidos de disparos y explosiones. Un mensaje contra el gobierno de Nicolás Maduro, lanzado por Óscar Pérez, un piloto inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Previamente había grabado el siguiente mensaje, que circuló como la pólvora en las redes sociales.

En ese mensaje habla de un combate en contra de la muerte de inocentes que luchan por su derecho en contra del hambre. "Somos una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles en búsqueda del equilibrio en contra de este gobierno transitorio criminal". En la imagen aparece el inspector Pérez con cuatro compañeros encapuchados a su espalda. Aunque asegura no pertenecer a ningún partido político, se define como "nacionalista, patriota e institucionalista, contrario a la tiranía".

Óscar Pérez previamente voló a la sede del Ministerio del Interior y realizó 15 disparos sobre una fiesta con unos 80 invitados. Este inspector también había hecho sus pinitos como actor. Medios venezolanos dicen que Pérez es un agente altamente entrenado, parte de la Brigada de Acciones Especiales y que fue jefe de operaciones de la División Aérea del cuerpo policial.

Antes de que viniera la propia confirmación oficial del gobierno de Maduro sobre este acto, muchos venezolanos ya habían colgado en las redes sociales el sobrevuelo del helicóptero desde sus ventanas con fotografías de los tripulantes llevando un cartel en el que se puede leer la palabra "libertad" y el número 350 (en relación al artículo de la Constitución que se invoca por la oposición al gobierno en legitimación del derecho a la desobediencia civil).

La reacción del gobierno de Maduro ha sido inmediata y amenazante. El ministro de Información, Ernesto Villegas, lo ha definido como un "acto subversivo" y un "ataque armado" de un individuo que se ha alzado en armas contra la Constitución. El propio Nicolás Maduro habla de "ataque terrorista armado contra las instituciones del país".

Maduro denuncia el "ataque terrorista" de un helicóptero. / EUROPA PRESS

El Tribunal Supremo de Justicia ha recibido críticas de la oposición y de la propia fiscal general, Luisa Ortega, que le acusan de actuar al dictado del gobierno promoviendo un parlamento para reformar el Estado y redactar una nueva constitución.

Venezuela está convertida en una dictadura de facto, según la oposición y los grupos de Derechos Humanos, y en tres meses de manifestaciones prácticamente diarias pidiendo al gobierno que respete el derecho constituyente del Parlamento elegido democráticamente, han muerto más de 75 personas a manos de la policía.

El presidente ha amenazado a los subversivos y al pueblo venezolano. Si se repiten actos como estos, él usará la fuerza de las armas para controlar lo que no ha podido con la fuerza de los votos.

Cargando