Peligro: asteroides

Los astrofísicos celebran hoy el Día Internacional del Asteroide para reclamar más medios para evitar que una gran roca espacial pueda impactar contra la Tierra, como ya ha ocurrido varias veces en el pasado y con consecuencias catastróficas.

Asteroides de este tamaño pasan cerca de la Tierra todos los años. Afortunadamente no está previsto ninguno que pueda impactar contra nuestro planeta durante los próximos años. /

30 de junio de 1908. Un asteroide cayó en la región de Siberia, en Rusia, y el impacto fue catastrófico: en el área de Tunguska derribó millones de árboles a lo largo de 2.150 kilómetros cuadrados, rompió ventanas e hizo caer a la gente al suelo a 400 kilómetros de distancia.

Para evitar que otro suceso de este tipo se pueda repetir, la comunidad mundial de astrofísicos ha creado hoy el “Día del Asteroide”, con el objetivo de reclamar más medios para poder vigilar estos miles de cuerpos celestes que orbitan en torno a la Tierra. Y si se detecta que una de estas grandes rocas se acerca a nuestro planeta, si es posible, poner en marcha un plan especial para evitar el impacto.

Posibilidad real

 El experto del CSIC en asteroides, Josep Maria Trigo, cree que “la probabilidad de que se produzca un suceso de este tipo es muy remota, pero siempre existe una posibilidad”.

La estadística nos dice que un asteroide de pocos metros puede caer a la Tierra una vez cada cien años. Pero si el cuerpo es mayor (por ejemplo, de 80 metros de diámetro como el de Tunguska), entonces, se produce un impacto cada 200 o 300 años.

Sin embargo, un asteroide mayor de un kilómetro de diámetro causaría un desastre de escala planetaria,  como ocurrió hace 65 millones de años y acabó con la vida de los dinosaurios. Y esto “podría suceder”, reconoce Josep María Trigo.

Más vigilancia

 A pesar de este potencial peligro, los astrofísicos denuncian que faltan medios para vigilar estos cuerpos y poner en marcha proyectos destinados a su posible desvío. “Lo más adecuado sería desviarlo mediante el disparo de un proyectil que impactase contra él y cambiara su órbita” -explica este experto del CSIC-. “Pues bien, esta tecnología no ha sido probada aún”.

Además, aunque muchos telescopios observan desde Tierra la evolución de los asteroides cercanos a la Tierra, los especialistas piden más observaciones desde el espacio “si queremos actuar a tiempo”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?