¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una joven mata a su pareja de un tiro mientras grababan un vídeo para Youtube

La pareja pensó que una enciclopedia sería capaz de detener la bala

La pareja en un vídeo anterior. /

La youtuber estadounidense Monalisa Pérez ha sido detenida después de asesinar a su pareja, Pedro Ruiz, durante la realización de un vídeo que, posteriormente, iba a ser colgado en YouTube. El pasado 26 de junio, Pérez, embarazada de siete meses, comunicaba a través de Twitter que ella y su pareja iban a llevar a cabo uno de los vídeos más peligrosos de la historia.

Con el objetivo de crear un vídeo viral, la pareja quiso demostrar que una enciclopedia sería capaz de parar una bala disparada por una potente Desert Eagle del calibre 50 a apenas 30 centímetros de distancia. Para demostrar que esto era posible, antes de la realización del vídeo, el novio mostró otro libro con un agujero de bala en un lado y sin agujero de salida.

El joven falleció en el acto

Ruiz, de 22 años, falleció en el acto después de recibir el disparo de la Desert Eagle en el pecho, tal y como informa NBC News. Tras el balazo, la propia Monalisa Pérez llamó a la policía para informar que "había disparado de forma accidental a su novio". Según Pérez, Ruiz había practicado el truco con anterioridad, disparándole contra otros libros. No obstante, en esta ocasión no salió como estaba previsto.

Tras la declaración policial, la joven de 19 años fue enviada a una prisión en el estado de Minnesota, acusada de un homicidio en segundo grado. Ahora, la joven se enfrenta a una pena de hasta diez años de prisión y una multa por valor de 22.000 dólares (17.522 euros), tal y como ha informado Associated Press.

Embarazada y con una niña de 3 años

La youtuber fue enviada a prisión embarazada y con una niña de 3 años, quien fue testigo directo de la muerte de su padre, filmada en la parte trasera de un vehículo. No obstante, Pérez ha sido liberada tras pagar una fianza de 7.000 dólares. Ahora tendrá que esperar hasta descubrir la resolución del caso.

Hasta el suceso, la familia había comentado con su círculo más cercano que comenzarían a crear vídeos más impactantes con el objetivo de convertirse en un fenómeno viral. Anteriormente, la pareja había subido vídeos de bromas como, por ejemplo, rociar cera caliente de una vela encendida sobre su cuerpo o colocar pimienta picando en su bocadillo. No obstante, nunca habían llegado hasta el extremo de dispararse el uno al otro con el objetivo de convertirse en los reyes de Internet. La cuenta, que tenía 2.000 seguidores antes del suceso, cuenta ahora con más de 9.000 usuarios.

Cargando