¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los sonidos del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco

Recordamos las voces y los sonidos de aquellas horas de conmoción y angustia que marcaron un antes y un después en el terrorismo de ETA, en la política vasca y en la respuesta de la ciudadanía ante el terrorismo

Aniversario del secuestro y muerte de Miguel Ángel Blanco. /

Miguel Ángel Blanco es secuestrado el 10 de julio de 1997. Con esta acción ETA le da un ultimátum al Gobierno: si en 48 horas sus presos no son trasladados a las cárceles del País Vasco, el concejal de Ermua será ejecutado. Por la noche el ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, confirma la desaparición de Miguel Ángel Blanco y afirma que "nos encontramos ante una coacción, una amenaza, un chantaje y un pulso al conjunto de la sociedad".

El secuestro provoca una reacción en la sociedad española sin precedentes. Oyentes emocionados llaman a la radio e incluso hay quien ofrece su vida a cambio de la de Miguel Ángel.

El sábado 12 de julio, a pocas horas que de que se cumpla el plazo, una manifestación en Bilbao clama para que la banda terrorista no cumpla su terrible amenaza. La hermana de Miguel Ángel agradece las muestras de cariño hacia su familia y asegura que todavía no han perdido la esperanza "porque un ser humano no puede tener un futuro de 48 horas". En la SER conduce la programación especial Carlos Llamas, que se refiere a Bilbao como la ciudad "que espera ser la capital de la paz a lo largo de esta jornada, la capital de la solidaridad y la dignidad":

También desde el entorno de Herri Batasuna y ETA hay voces que piden la libertad del concejal de Ermua. Patxi Zabaleta, ex miembro de la Mesa Nacional de HB, pide "encarecidamente a ETA que respete la vida y devuelva la libertad del señor Blanco Garrido".

Van a dar las cuatro de la tarde, está a punto de expirar el plazo que ha dado ETA. En la antena de la SER presenta el especial informativo José Antonio Marcos: "Todos con Miguel Ángel, por su vida, por su libertad". Finalmente, con las señales horarias se cumple la hora del ultimátum: "La SER por la libertad, por la vida de Miguel Ángel Blanco".

La Cadena SER confirma -a través de un comunicado del Ministerio de Interior- que Miguel Ángel Blanco ha sido hallado en un paraje de Lasarte. Desde el Hospital Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián el redactor de Radio San Sebastián Juan Carlos López confirma que quien llega en ambulancia es el concejal de Ermua: "sale la camilla, es una persona joven, es Miguel Ángel Blanco efectivamente, está con la cara completamente ensangrentada, tiene un disparo en la cabeza, es Miguel Ángel Blanco".

El alcalde de Ermua, Carlos Totorika, confirma la muerte de Miguel Ángel Blanco desde el balcón de la casa consistorial. Un grito de espanto recorre la plaza del ayuntamiento y los vecinos del pueblo, que durante dos días han mantenido la esperanza, cambian su "Todos somos Miguel Ángel" por un "Asesinos, asesinos":

El lehandakari José Antonio Ardanza declara amargamente que "ETA se ha reído de todos nosotros" y pide perdón a la familia de Miguel Ángel por haberse equivocado al pensar que la banda terrorista no cumpliría su amenaza. Ardanza en su comparecencia ante los medios es muy duro con Herri Batasuna y acusa a los abertzales de ser "cómplices" del asesinato del concejal, de ser "los verdugos" de la sociedad vasca e indignado exclama: "¡basta ya señores de Herri Batasuna!".

Las cosas han empezado a cambiar. En Hora 25 Carlos Llamas conversa con Imanol, un ertzaina que se ha quitado la capucha en la manifestación de Bilbao a petición de algunos asistentes a la marcha. Ciudadanos que expresaban emocionados su apoyo y afecto a la Ertzaintza, Policía Autonómica Vasca.

Rabia y dolor en el entierro de Miguel Ángel Blanco. Los aplausos y los gritos de "¡Miguel, Miguel!" acompañan a la comitiva fúnebre que discurre bajo una fina lluvia que cae sobre el pueblo de Ermua.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?